CRÓNICA | POR SERGIO SÁNCHEZ

“La verdad, la piel se me pone chinita”

Ver el coloso de la Unidad Nacional casi a su máxima capacidad le provoca una impresión de gran satisfacción personal.

Tampico

Al cuestionar sobre qué siente un directivo al ver un estadio lleno con una afición entregada que viene a ver a su equipo ganar, el presidente ejecutivo de la Jaiba Brava del Tampico-Madero, Javier Badillo, resumió todo en una frase "ya me puedo morir en paz".

Y es que durante el juego del sábado pasado cuando la escuadra celeste recibió la visita del Puebla, justo en la jornada 8 del Torneo Regular de la Liga Premier de Ascenso de la Segunda División de Futbol, el directivo admiraba desde la cancha las gradas que poco a poco se iban llenado de aficionados.

"La verdad es que la piel se me pone chinita solo de ver esta noble afición que está deseosa de tener un buen espectáculo como el que estamos tratando de traer con nuestro equipo".

Enrique Badillo se refirió a los equipos que han sido testigos presenciales de las grandes entradas de personas entre niños, jóvenes y adultos. "Cada equipo que viene nos deja un comentario sobre las entradas, la verdad es que se quedan impresionados al ver el estadio, no solo lleno de gentes, también del gran apoyo que durante todo el encuentro dan a nuestro equipo y ello es más que ecomiable".

El directivo afirmó que la cancha del Tamaulipas y su afición le pesa a cualquier equipo que viene de visita y que para llegar al objetivo hay que ganarle a todos los equipos, pero esto juego tras juego. "Ningún equipo quiere enfrentar a nuestro equipo y tampoco a esta afición, es una cancha muy difícil, pero para lograr el ascenso debemos ganarle a cualquiera".

Agradeció el apoyo a todos los que han estado con grupo Tecamachalco "en el ámbito nacional hoy se habla de Tampico-Madero, estas entradas no la tienen algunos equipos de la Primera División. Lo que más me gusta de mi equipo es la entrega, el equipo disciplinado y entregado con su afición".

Remarcó su sentir, "me siento sumamente emocionado, siempre soñé que esto íbamos a tener esto; me sorprende tanto, sobre todo por la fecha en que estamos, los equipos que vienen no la creen pero eso es Tampico-Madero, esto es una expresión social impresionante del letargo de muchas cosas, esta gente aplaude y grita, están ávidos de disfrutar todo esto en familia".

Finalmente invitó a todas las personas que asisten al Tamaulipas a seguir empujando al equipo, a los integrantes de la Jaiba Brava pues lo mejor del torneo aún está por venir pues apenas y se está rebasando la mitad del torneo y la presencia en las gradas es básica para continuar con el proyecto del que se piensa tener un gran final, aquel que llegue al campeonato y el ascenso.