CRÓNICA | POR SERGIO SÁNCHEZ

La Jaiba Brava se corona como campeón

El Tamaulipas volvió a recordar cánticos, porras, y festejos, porque la Jaiba Brava logró el título de Clausura 2016, tras derrotar a Murciélagos de Guamuchil con global de 2-0.

Estadio Tamaulipas durante el partido de la Jaiba Brava.
Estadio Tamaulipas durante el partido de la Jaiba Brava. (Sergio Sánchez)

Ciudad Madero

La Jaiba Brava del Tampico-Madero, logró el primer paso trazado, y ayer por la noche se proclamó campeón del Torneo de Clausura 2016 de la Liga Premier de Ascenso de la Segunda División de futbol profesional, al terminar con el marcador global a su favor, dos goles contra cero, ganado el derecho de jugar la gran final por el ascenso ante Potros de la UAEM.

Una vez más los 25 mil aficionados que ayer asistieron al estadio Tamaulipas, se quedaron con el grito de gol en sus gargantas porque no hubo gol de su equipo, tampoco del rival, sin embargo dieron rienda suelta a los cánticos de los que al final solo se escuchó a una sola voz "oé, oé, oé, oé, campeón, campeón".

El coloso de la Unidad Nacional, se volvió en un manicomio tras el silbatazo final, porque Tampico-Madero es el nuevo monarca en la Segunda División, y había mucho qué festejar, tras una temporada buena a secas, sin embargo se pudo cerrar con el éxito querido.

Ya en lo que fueron las acciones, la Jaiba Brava, buscó el gol que les permitiera seguir con el manejo de esta gran final, pues en la ida lograron vencer 2-0 a Murciélagos, y a casa llegaron a cerrar, haciendo un juego inteligente, que la mayor parte del tiempo se jugó en la media cancha y que al final dio resultado.

Pocas fueron las jugadas de real peligro, sobre todo en la primera mitad de juego, y el equipo de Guamuchil tuvo la primera oportunidad, mostrando que venía decidido a revertir el marcador; Kevin Huezo recibió una pelota por el centro del área y en cuanto pudo sacó fuerte disparo, cuando apenas transcurrirán cinco minutos.

La escuadra celeste no se desespero, por el contrario tuvo mayor control del balón y al 14' Rolando González se animó a disparar fuera del área pero la pelota fue desviada a tiro de esquina. El estudio del juego siguió por ambos lados, ninguna de las dos escuadras arriesgó de más, fueron minuciosos en sus movimientos y así terminó el primer tiempo.

Iniciando la parte complementaria, Luis Reyes dio pase a Rolando González quien se internó en el área grande, se perfiló de pierna derecha y su disparo se fue por arriba del travesaño, esto al 50'; dos minutos después Hugo Sifuentes le pegó mal a un balón, justo cuando estaba solo frente al arquero.

Mario García trató de dar más dinámica a la línea delantera, metiendo a Pachu Ávalos por Raúl Meraz y posteriormente dio entrada a Carlos Nava.

El cronómetro seguía su curso y el invitado de honor no llegaba, la oportunidad de lograr lo que todo el público quería, se la perdió Abraham Ávalos porque al 82' Nava sacó centro al área, Ávalos remató de cabeza pero a las manos del portero.

No hubo más y el tiempo reglamentario llegó a su fin, viniendo el festejo de jugadores y cuerpo técnico, con la excepción de Mario García, quien dio el mérito a sus muchachos.

CEREMONIA DE PREMIACIÓN

Una vez que se dio fin a las acciones, el presidente de la Rama de la Segunda División, José Vázquez, hizo entrega de las medallas y el trofeo para el equipo de Murciélagos de Guamuchil, y posteriormente para el equipo campeón la Jaiba Brava, el encargado de recibir el cetro fue el capitán Dieter Vargas, que, una vez que lo tuvo en sus manos lo levantó en todo lo alto en señal de triunfo.

La vuelta olímpica al estadio Tamaulipas, no se dejó esperar y de esta forma Tampico disfrutó el campeonato obtenido.

GANAMOS POR LO QUE HIZO EL EQUIPO EN LA IDA: MARIO GARCÍA.

El juego había terminado, el técnico de la Jaiba Brava, Mario García, se limitó a festejar, sin embargo dio la oportunidad a que sus muchachos disfrutaran de este momento. "Ganamos por lo que hizo el equipo en el primer partido y hoy debimos haber metido goles para dar la satisfacción a la gente y lo disfrute, nosotros tenemos que seguir trabajando para que ellos (afición) sigan soñando".

Recalcó que tras el silbatazo final, el pensamiento ya está en el juego por el ascenso, mientras tanto, y tras el letargo de 23 años sin que la Jaiba Brava lograra un título, "la gente debe disfrutarlo".

PRIMER OBJETIVO CUMPLIDO: CARLOS NAVA

El medio campista Carlos Nava, entró al terreno de juego en el segundo tiempo, venía de una lesión que lo dejó fuera dos partidos, ayer colaboró con sus compañeros y dijo "se dio un gran partido, se cumple un primer objetivo, el equipo estuvo muy bien, somos campeones pero ya hay que estar pensando en la UAEM para darle la alegría que realmente merece la gente con el ascenso".