C. Izcalli no recurrirá a deuda para cumplir compromisos en 2017

El alcalde sostuvo que avanza en un tema de orden y disciplina financiera que ha "permitido hacer muchas cosas, no con una visión política, sino netamente administrativa".
Víctor Estrada
Víctor Estrada (Cuartoscuro)

Cuautitlán Izcalli

El alcalde de Cuautitlán Izcalli, Víctor Estrada Garibay afirmó que el gobierno municipal cierra "bien" el año 2016, con la ejecución de 100 por ciento de su presupuesto en obra, cercano a 295 millones de pesos, la recuperación de 60 millones de pesos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), negociación de la deuda con Conagua, pago de aguinaldos y, sobre todo, con finanzas sanas y liquidez, por lo que no ve la necesidad de adquirir compromisos bancarios, lo que tampoco está previsto para el próximo año.

El edil sostuvo que la demarcación avanza en un tema de orden y disciplina financiera que ha "permitido hacer muchas cosas, no con una visión política, sino netamente administrativa", además de que "el estar más cerca de los ciudadanos, me hace pensar como ciudadano y pensar más en administrar bien".

"Trabajamos para dar buenos resultados, atender los servicios públicos que pide la población más que en asuntos políticos electoreros", dijo el alcalde Estrada Garibay, quien destacó que "a la gente lo que le molesta hoy en día no es solo los partidos políticos o las instituciones; tienen una sensación de corrupción. Cuando se habla de transparencia y de esta manera de gobernar, pensando en que se administran los recursos de la gente, no solo tienes el cargo de elección popular, sino el encargo de administrar los recursos de la federación y del municipio".

En ese sentido, detalló que su administración realizó un convenio con el Sistema de Administración Tributaria (SAT) para estar al día en el Impuesto Sobre Nómina, e incluso, recuperar 60 millones de pesos este año como parte proporcional de este concepto, que fueron utilizados en servicios públicos.

En relación con la deuda con Conagua, de más de 500 millones de pesos, refirió que se ha ido solventando desde el segundo semestre del presente año, y que el objetivo es saldarla totalmente para evitar que al municipio le sigan descontando 16 millones de pesos al mes de participaciones federales y tener mayor liquidez.

"Que en Izcalli la gente no tenga preocupación porque no nos vamos a endeudar. Vamos a seguir inaugurando obras en enero, en febrero y en marzo, esto en forma combinada con la obra que comenzamos en 2017 y requiere de mayor tiempo para su terminación, porque no vamos a parar los trabajos que ya se iniciaron y otros que tiene que ver con el diseño del presupuesto del 2017", concluyó Estrada Garibay.

RAM