Iteso albergó a muchos candidatos... pero no llegaron los priistas

Solamente Pedro Kumamoto, candidato independiente por el distrito 10, se sintió como en casa.
Los candidatos presentaron sus propuestas ante la comunidad universitaria
Los candidatos presentaron sus propuestas ante la comunidad universitaria (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Por un lado, ante la ausencia de candidatos del PRI -el Verde está orgánicamente unido a este, al menos por esta elección-, los estudiantes del Iteso no tenían a quién hacer "bullying"; por el otro, la presencia casi populosa de candidatos a diputados de la larga nómina de los partidos que aspiran a consolidar una democracia en construcción -discursos sensatos, educados, fríos y llenos de lugares comunes- no ayudó demasiado. Lo cierto es que el ambiente nunca prendió, y la civilidad terminó por llevarse la jornada de diálogo en el auditorio Pedro Arrupe de la universidad jesuita, realizada este mediodía.

Los estudiantes hicieron la lucha. Pero por más que los provocaron con preguntas-mazazo sobre pobreza, violencia, derechos humanos y ecología, la morigeración impuso su monótono lastre sobre el tórrido mediodía del sur de la ciudad. Solamente Pedro Kumamoto, candidato independiente por el distrito 10, se sintió como en casa (será que es su alma mater) y tuvo algunos arranques protagónicos que le ganaron alaridos de aprobación, como si fuera una especie de rock star; emoción que ni de lejos provocaron los correctos invitados del PAN, del PRD, de Morena, del Movimiento Ciudadano, del Humanista, de Nueva Alianza, de Encuentro Social.

Un foro dominado por maestros y académicos habilitados como candidatos, con un alcalde con licencia que mostró su mayor experiencia con un lenguaje articulado y sobrio; uno por allí perdido, de nombres bíblicos, que hizo promesas de cambio como si aspirara a ser el próximo gobernador; otros que reconocían que un sólo representante en el Congreso no puede cambiar la realidad; uno más que pidió comprender el trabajo de los legisladores, desacreditados por méritos propios, pero también, porque se les pide lo que no debe ser su trabajo, y la alta expectativa ocasiona frustración... 

Kumamoto debía aprovechar que era su territorio, y abandonó la postura rígida de los candidatos partidistas -privilegio de un independiente-; se levantó del sillón y entre las porras de sus espontáneos les pidió levantar la mano como inconformes con lo que hacen los diputados. Casi todo el auditorio le siguió. Los candidatos visitantes hacían muecas raras, pero apechugaron.

Y hay que aclarar: los partidistas hicieron la tarea. Según el recuento elaborado por la dirección de comunicación social del Iteso, estos fueron los principales conceptos :

"Mecanismos contra la corrupción con sanciones más severas", planteó el panista Antonio de la Torre, candidato a diputado de representación proporcional. Mónica Almeida, candidata del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el distrito 12, "destacó la importancia de que los ciudadanos ayuden en la construcción de un proyecto social, e indicó que le gustaría estar en la comisión de educación y cultura". Gustavo Orozco, aspirante al distrito nueve por el Partido del Trabajo, subrayó que "el rubro al que se le debe invertir en el estado es a la educación [...] la formación ha demostrado que es donde se genera el fortalecimiento de desarrollarte adecuadamente".

Del Partido Nueva Alianza, el maestro de nombre tolstoiano Iván Ilich González, candidato por el distrito 9, "se dijo capaz para estar en las comisiones de educación y desarrollo urbano"; Ismael del Toro, candidato del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) por el distrito 7, "planteó propuestas como adecuar las leyes a la realidad social, no etiquetar en el presupuesto estatal más recursos para obras que beneficien al automóvil, destinar recursos a la mejora de infraestructura educativa; Francisco Caldera, candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por el distrito 11, "propuso que se firmara un convenio de austeridad, y que con los ahorros provenientes del combate a la corrupción se realicen inversiones en el sector salud, en educación y en generación de empleos".

Juan Diego Calderón, candidato del Partido Encuentro Social (PES) por el distrito 13, "señaló que las propuestas para solucionar los problemas del estado deben salir de las colonias y las personas que los viven". Saúl Israel Núñez, aspirante al distrito 8 por el Partido Humanista, propuso "legislar para acabar con la impunidad de los servidores públicos, elevar las sanciones por violaciones a los derechos humanos y facilitar la entrega de licencias para giros blancos".

Pedro Kumamoto planteó la posibilidad de "una ley de hospitalidad en Jalisco para que las personas que están de paso por la entidad accedan a servicios de salud y asesorías jurídicas [...] evitar el enriquecimiento ilícito, y una banca de desarrollo para micro empresas con situación de marginación; darle dientes al Observatorio de Movilidad...".

El académico itesiano Jorge Rocha, del Departamento de Estudios Sociopolíticos y Jurídicos, fue moderador del foro, y pidió a los candidatos que si fueran diputados, "dignifiquen la figura del legislador". Muy pocos llegarán, sean divertidos, propositivos, aburridos o demasiado prudentes. Los priistas no quisieron ir; será que se sienten seguros, pero eso lo responderán los electores en próximo 7 de junio.

Qué civilidad de diálogo. Claro, no era lucha libre, pero la política en los tiempos previos a una elección también podría ser un oficio emocionante: mentiras, golpes bajos, alianzas inconfesables, campañas de calumnias, verdades convenientes, amores súbitos entre extraños o enemigos de ayer… casi todo lo que está prohibido en las leyes electorales, pero que es Humano, demasiado humano, para ponerse un poco doctos, como buenos alumnos de universidad privada. Lo cierto es que el foro convocado por el Iteso era con el objetivo de escuchar propuestas y no atestiguar lanzamientos de lodo; política ideal, no real politik. Bajo esa óptica, el ejercicio ha sido irreprochable y los educandos jesuitas tienen hoy una experiencia enriquecida de ejercicio democrático. Kumamoto sonríe, pero sin olvidar que los votos están en la calle y queda menos de un mes para confirmarlo. Los otros candidatos quizás estén felices de no ser priistas. No al menos por esta tarde calurosa en un plantel que no se le da al tricolor.