Del Toro anuncia comisión especial para el agua

Ese compromiso lo hizo ante los moradores de Temaca, en una visita que encabezó hoy junto con otros tres legisladores de ese instituto político.

Guadalajara

El próximo martes 26 de abril, el diputado Ismael del Toro, coordinador de la fracción de Movimiento Ciudadano en Jalisco, presentará su propuesta para crear la “comisión especial temporal para la gestión integral del agua en Jalisco”, con diversos propósitos, entre los que destaca cancelar el acueducto a León y salvar al poblado de Temacapulín.

Ese compromiso lo hizo ante los moradores de Temaca, en una visita que encabezó hoy junto con otros tres legisladores de ese instituto político.

“Se compromete a escuchar a los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo en el conflicto por la presa El Zapotillo y presentar el próximo martes al Congreso de Jalisco esa comisión especial”, dijo el integrante del Colectivo de Abogados, Guadalupe Espinoza Sauceda.

Como respuesta, el padre Gabriel Espinoza, presidente de Salvemos Temaca, les dijo a sus invitados: “los pequeños pueblos han dado grandes lecciones. Y no somos egoístas los pueblos con el agua, pero el trasvase es una afectación ambiental, cultural y contra los derechos de los pueblos, por eso estamos en contra de la presa El Zapotillo y del acueducto”.

Además de Ismael del Toro, acudieron Mario Castellanos, Adriana Medina y María Elena de Anda Gutiérrez. La visita fue por la mañana e incluyó Morones, El Cristo de la Peñita, la Basílica, el museo y el acto final fue en los portales de Temaca. Del Toro se comprometió con los representantes del pueblo –además del sacerdote, los señores Abigaíl Agredano, Alfonso Íñiguez Pérez, Jesús Jáuregui e Isaura Gómez- “escuchar en todo momento y estar en comunicación”.

Temacapulín vive en amenaza de desaparecer bajo las aguas de la presa El Zapotillo si el proyecto se concreta a 105 metros de altura, lo que por el momento está impedido por cuatro suspensiones judiciales; no obstante, para prevalecer a 80 metros la altura de la cortina aprobada requiere complejas obras de ingeniería de las que ni siquiera existen esbozos. La disputa se ha demorado ya por diez años.