Quiero dejar un legado, Tlajomulco con cero analfabetas: Del Toro

A un año de concluir su periodo como alcalde de Tlajomulco, Ismael del Toro cuenta ir en 72% en cumplimiento de compromisos (2 de 2).
En Privado con Jaime Barrera: Ismael del Toro (Milenio Digital)

Guadalajara

Para el primer edil de Tlajomulco, el crecimiento que ha tenido en infraestructura vial el municipio en los últimos 5 años se debe al buen equipo que realizó el ex alcalde Enrique Alfaro, junto al ex mandatario estatal de Emilio González Márquez; además, acepta que el reciente conflicto entre el actual gobierno de Jalisco a mermado sus objetivos, pero descarta que por ello tenga pretextos para atender las necesidades de sus 500 mil habitantes.

 

A punto de cumplir dos años en el gobierno de Tlajomulco, nombrado por ti como “el gobierno de la consolidación” de un proyecto que comenzó Enrique Alfaro en 2010. ¿Cómo va este “gobierno de la consolidación?

Esa palabra de cómo empezamos y que además tenía un significado de una visión de largo plazo, desde la pasada Administración, se puede cristalizar en estos dos primeros años sin que esté resuelto al 100 por ciento. Creo que me tocó la oportunidad de ser el único presidente que en el primer año ya estaba entregando obras, estaba realizando proyectos, vinculando las dos Administraciones porque al ser el mismo equipo que ganó, pues el presidente interino en ese entonces, Alberto Uribe, me permitió participar en el diseño del presupuesto, me permitió realizar la agenda de los próximos tres años desde los últimos meses de la pasada Administración y creo que eso nos tiene hoy en buenas condiciones y en una consolidación de varios aspectos administrativos. Hoy (jueves) nos entregaron –somos el único municipio del estado que está en la segunda etapa de modernización catastral- esas son cosas que en la Administración municipal son bien importantes, que no se hacen tan públicas, pero que consolidan verdaderamente a una Administración; el tema de la transparencia, que es cuarto año consecutivo con primer lugar, segundo año que obtenemos el 100 de calificación; los proyectos a largo plazo como los programas sociales, que cada día están más consolidados; el tema presupuestal es bien importante, este año estamos ya ejerciendo un presupuesto de 1,560 millones de pesos, cuando empezamos la Administración anterior el presupuesto de Tlajomulco era de 860 millones de pesos, casi lo tenemos duplicado en un ejercicio de cinco años, creo que eso nos tiene hoy en condiciones de estabilidad financiera, de estabilidad administrativa.

 

En el primer informe hablaste del cumplimiento del 30 por ciento de los 92 compromisos que planteaste en campaña. ¿A qué porcentaje creció el cumplimiento de estos 92 compromisos en este segundo año?

En el informe pasado dimos ya cuenta de un avance del 72 por ciento de los ejes de nuestro plan municipal de desarrollo, eso me permite estar con tranquilidad para que en el tercer año de la Administración estemos cumpliendo al 100 por ciento nuestro plan municipal de desarrollo metropolitano y que eso significa que los compromisos que adquirí en campaña están plasmados en ese mismo plan.

 

¿Se ha vuelto más difícil cumplir con el estándar de gobernabilidad que al que se llegó cuando tú eras parte del equipo de Alfaro y estaban bien integrados, tenían un apoyo extraordinario de aquel gobierno del estado que encabezaba el panista Emilio González Márquez?

Sí porque un gobierno municipal solo no puede. Pongo un ejemplo, el más significativo: el tema del transporte público. Yo creo que es la demanda más sentida, más recurrente, que más tiene enfadados a los habitantes de Tlajomulco el pésimo servicio de transporte público y todos me lo reclaman a mí. Lo que es muy difícil explicar que la autoridad municipal no tiene facultades de resolver ese tema, es una facultad exclusiva del estado, entonces en ese simple ejemplo, si tú no tienes una buena relación con los actores de gobierno del estado, pues es imposible que avance una agenda que ya está diseñada, que está plasmada en un estudio técnico, que están las propuestas de salida, pero que no avanza un centímetro ya en materializar esa agenda, entonces ese ejemplo me sirve para sí hacer una diferencia de que un gobierno municipal con un gobernador que entiende que debe de gobernar para todos, pues puede tener un gran avance o un gobierno municipal con un gobernador que está pensando más en el ejercicio electoral próximo, pues evidentemente limita algunas de las acciones. Eso no es ni pretexto ni va a ser una justificación, yo tengo que hacer frente a mi responsabilidad municipal con los recursos municipales, a mis proyectos, a lo que espera la gente de su gobierno municipal.

Pero se comenta que lo extrañan aún más porque más que gobernar para todos, señalan que Emilio González también, por algunos propósitos electorales, sí consintió de una manera extraordinaria al municipio de Tlajomulco.

Por supuesto, eso va a estar siempre en el dicho político. Yo lo diría con mucha claridad, si cualquier otro municipio de la metrópoli no tuvo el crecimiento tan rápido que tuvo Tlajomulco, pues entonces no tiene o no adolece de los servicios en tal proporción como en Tlajomulco, entonces fue un ejercicio de responsabilidad, de buena gestión administrativa también de Enrique Alfaro como presidente, pero es un ejercicio de responsabilidad, los 500 mil habitantes de Tlajomulco también forman parte del estado de Jalisco y por la forma en que creció durante 18 años, pues traen un rezago en infraestructura que se permitió adelantar significativamente en la pasada Administración y que yo, en este concepto de un gobierno de continuidad y consolidación, me he permitido seguir en esa misma ruta. Hoy, Tlajomulco –yo lo presenté en una gráfica en mi informe- cómo estaba en el 2009 en cuanto a infraestructura vial y cómo está hoy, es un cambio abismal, las rutas que tenemos ya de salida como Circuito Sur, Prolongación Colón, 8 de Julio, Adolf Horn, todas las vialidades que se han estado haciendo en este proyecto de largo plazo que empezamos a gobernar desde 2010 y que yo le estoy dando continuidad y consolidación.

 

La parte de esta gestión, entonces ¿se ha complicado en este segundo año con este rompimiento que anunciaron hace unas semanas con el gobierno del estado?

Pues no se ha complicado porque también las reglas de operación de todos los recursos y las bolsas son muy sencillas.

¿Aunque en el gobierno dicen que a los que más recursos les han dado es a los gobiernos de Movimiento Ciudadano?

Te voy a dar un ejemplo pero déjame hacer la explicación completa. El presidente municipal tiene una tarea titánica en estos últimos meses del año, que es un peregrinar de ir a tocar puertas, a llevar proyectos ejecutivos, gestionar los recursos en la federación y en el estado. Es una gran labor que hacen los presidentes municipales y es una tarea difícil que en lo cotidiano nadie percibe que tienes que hacer esa chamba. Ya que logras que en el presupuesto tengas etiquetadas tus obras, ya no es una dádiva de nadie sino que es producto de tu gestión y entonces ya tienen reglas de operación y se tienen que cumplir porque el dinero público no es ni del gobierno federal ni de los gobiernos estatales ni de los municipios, es de la gente y la forma de repartir el dinero público se da a través de esta gestión y reglas de operación. En lo que señala el gobierno del estado que hemos recibido y ponía en una gráfica los 90 millones de pesos para el nodo de Ramón Corona, ese es el más claro ejemplo de que ellos piensan que el dinero es del estado. El fondo metropolitano es el que más claras reglas de operación tiene, es recurso federal que se deposita en las arcas del estado, pero que ya va etiquetado para que se reparta conforme al número de población de cada municipio integrante del área metropolitana. Se reparte en una junta de coordinación metropolitana donde el gobierno es parte, pero no decide, decidimos los presidentes municipales, y se llegó a un acuerdo para este ejercicio del fondo metropolitano de etiquetar los dos primeros ejercicios administrativos 2013 y 2014 con esas reglas de operación, ahí no hay dádivas, ahí hay reglas claras y a cada municipio le corresponde. Eso que dicen que me dieron, como si fuera una concesión graciosa, pues es lo que por ley le correspondía al municipio y éste presentó el proyecto ejecutivo del nodo Ramón Corona de López Mateos y también el nodo -que todavía no arranca, pero que ya está etiquetado el dinero-, que es el de avenida concepción y las vías del tren. Esas son reglas de operación, el dinero es de todos…que lo quieran administrar incluso le pongan cuellos de botella –estamos a septiembre y no hemos arrancado ninguna obra del fondo metropolitano- eso sí creo que es un manejo inadecuado del dinero, pero el dinero no es de ellos.

Alcalde ¿qué pasó en este último año? Yo recuerdo que a tu primer informe fue incluso el gobernador a Tlajomulco, reconoció tu gobierno, dijo que ahí había sido cuna del programa de la entrega de mochilas y de útiles. ¿Qué pasó en estos últimos doce meses?

Creo que el gobernador se ha dejado cercar por un grupo que tiene un interés muy claro que es el 2015. Tú sabes mi relación personal con el gobernador que yo, por supuesto, no la considero truncada. Cierro mi Administración y yo no voy a perder a ninguno de mis amigos incluido a Jorge, pero creo que ahí sí ya está equivocando con la agenda pública, con la agenda política. Siempre yo platicaba con el gobernador que nosotros ya habíamos ganado, que yo era el presidente municipal y que él era el gobernador y que teníamos que cumplir nuestras obligaciones como tal y que además tenemos una muy buena relación desde la secundaria, creo que eso debería de servir para trabajar ya en las administraciones. Nos llevábamos muy bien hasta que se dejó cercar por los intereses de un grupo que tiene una lógica muy distinta a la de gobernar y creo que eso es lo que sucedió últimamente. Siempre, como en todos los sentidos, yo espero que las aguas tomen su cauce y que volvamos a la agenda pública compartida y mantengamos esa buena relación que siempre hemos tenido.

 

¿Cuáles son los retos en este último año?

Me voy a concentrar en tres temas fundamentales. El tema del agua, que es uno de mis compromisos, mañana (viernes) arrancamos el trámite administrativo para la construcción del 30 por ciento restante en tratamiento de agua de la cuenca de Cajititlán, pero de la agenda que yo pacté con el gobernador desde marzo del 2013 incluye además de este recurso también recursos para las plantas potabilizadoras y además para la dotación de agua potable de la zona del Valle de Tlajomulco. Entonces la agenda del agua para este cierre de 2014 y el 2015 va a ser una prioridad. La agenda de seguridad, que presentamos ya un avance importante en la consolidación del proyecto de Ciudad Segura, lo que hicimos con la ONU, le apostamos más a la prevención, al rescate de espacios públicos, a políticas trasversales. La encuesta de percepción de Jalisco Cómo Vamos dio a notar que los habitantes de Tlajomulco perciben una mejora en la seguridad. Y una gran apuesta que tengo, que quiero dejarlo como un legado, del primer municipio que no tenga un solo analfabeta, va a ser cerrar el proyecto que es el ABC por la educación, tenemos 2700 educandos adultos ya inscritos en este programa. Esos serán mis principales tres ejes. 

Aunque lo más seguro es que Ismael del Toro no llegue al último día de su Administración…

No, lo más seguro es que voy a estar en mi último día de mi Administración y voy a rendir mi tercer informe. Además también es seguro que tenga la aspiración y que contienda en el proceso electoral.

Pero no se pueden las dos cosas…

Claro que sí, más bien debería de ser la normalidad. Yo tengo una obligación si quiero estar en el proceso electoral, de estar retirado del cargo tres meses antes de la elección, entonces tendré que separarme a finales de febrero para estar marzo, abril y mayo en cumplimiento de esa obligación, pero en cuanto pase el proceso electoral, gane o pierda, yo regreso a terminar la agenda de mi gobierno, a entregar mi tercer informe.

Entonces, lo que es seguro es que habrá un paréntesis.

Sí, de tres meses que marca la propia ley.

Porque vas a buscar una diputación…

Quiero ser diputado local y además lo voy a pelear con los votos en el distrito, entonces una parte fundamental para que la gente pueda volver a confiar en mí como político será que cuando tenga que separarme o cuando esté pidiendo los votos lleve un buen avance de cumplimiento en la agenda municipal porque si no voy cumpliendo, pues la gente no va a tener confianza en mí.