Operan a menor nacido con hidrocefalia en Tampico

En el Hospital “Carlos Canseco” fue colocada una válvula para drenar el agua de la cabeza del pequeño Isaac Morales; médicos lo reportan estable.
 Isaac será sometida a operación en el Hospital Carlos Canseco de Tampico
Isaac fue sometido a operación en el Hospital "Carlos Canseco" de Tampico (Reynaldo Gutiérrez)

Tampico

El pequeño Isaac Morales Dueñas, de tan solo un año de edad, quien nació con hidrocefalia, finalmente fue operado y le colocaron una válvula que le permitirá drenar el agua hasta lograr que disminuya el peso de su cabeza, misma que alcanzó hasta los 7 kilos a consecuencia del líquido acumulado.

La mamá del niño, la señora Rosa Morales, manifestó tener mucha fe y ha orado día y noche para que salga adelante su hijo, quien ha demostrado ser una valiente y un guerrero, al aferrarse a la vida y demostrar sus ganas por crecer y correr como cualquier niño y poder jugar con su hermano gemelo, Isaías.

"Actualmente mi hijo está estable, salió bien de la operación, su cuerpo aceptó el aparato que le colocaron en su cabecita, estamos esperando a que se recupere, yo confío mucho en Dios y he puesto toda mi fe primero en él y luego en los doctores que han intervenido para que mi hijo salga bien", señaló.

Mientras tanto, el niño continúa internado en el Hospital 'Carlos Canseco' donde sigue luchando por vivir; los médicos le han informado que el pequeño Isaac va evolucionando satisfactoriamente, aunque ha tenido reacciones derivadas de la operación a la que fue sometido, llegando a presentar vómito y temperatura.

"Cuando Isaac ingresó al quirófano el doctor me dijo que me despidiera de mi hijo porque no sabía si él iba a salir con vida, pero yo lo único que le dije fue que hiciera lo que tuviera que hacer, ya que yo primeramente estoy confiando en mi Dios, quien lo va a sanar, los doctores me decían que la operación iba a durar cuatro horas y media, pero gracias a Dios únicamente duró dos horas y media", expresó.

La señora Rosa Morales ha permanecido atenta a la evolución de Isaac día y noche, para no descuidar ni un solo momento a su hijo y aunque constantemente ve pasar a las enfermeras, solamente eleva sus oraciones para que hagan lo más conveniente para que el pequeño pueda pronto volver a su casa ubicada en la colonia Vicente Guerrero, sector Moscú.

"A mí aunque me digan que Isaac está grave yo primeramente estoy poniendo mi confianza en Dios porque él va obrar en mi hijo y yo creo que si Dios hubiera querido se lo lleva en el momento de la operación y pues realmente vemos que él nos los quiere dejar y doy gracias por este milagro", comentó.

Finalmente, aprovechó la oportunidad para agradecer a las personas que han mostrado su interés por ayudarla y no han dudado un momento para llevarle su apoyo económico y en especie, por lo que pidió bendiciones para quienes se han tocado el corazón al ver las condiciones de su pequeño hijo.