Invitan a denunciar explotación de menores en Gto.

El delegado federal de la Secretaría del Trabajo mencionó que la obligación de cualquier instancia debe ser la denuncia al detectar explotación de menores en el ámbito laboral.

Guanajuato, Gto.

La obligación de cualquier instancia al detectar explotación de menores en el trabajo en campos agrícolas o empresas debe ser la denuncia ante las autoridades correspondientes, porque se trata de un delito, advirtió el delegado federal de la Secretaría del Trabajo, Ángel Arellano Espinoza.

Al participar en la rueda de prensa para anunciar el Primer Encuentro de Personas en Situación de Vulnerabilidad, que se realizará en la capital en los próximos días, el delegado señaló que ellos ya hicieron recorridos y visitas a campos agrícolas de varios municipios, pero no detectaron a menores de edad laborando, además expresó que "hay que partir de la definición de lo que es el trabajo, que es donde existe una relación subordinada a través de una remuneración económica".

El funcionario federal expuso que la delegación del Trabajo, realizó visitas a los municipios de Dolores Hidalgo, Silao, Romita, León, Purísima del Rincón y Manuel Doblado para verificar que no hubiera menores trabajando.

Asimismo recomendó que si la procuraduría de los Derechos Humanos, detectó que hay niños trabajando en algún municipio, tiene que dar aviso a la Procuraduría General de la República (PGR), en la delegación de Guanajuato, porque se está dando la comisión de un delito.

Indicó que si se detectan este tipo de situaciones "se tiene la obligación, primero moral y segunda institucional, de dar vista a la PGR, al ministerio público federal, porque hay sanciones hasta de 5 años para quien contrate a un menor".

Mencionó una cosa es cuando los niños se encuentran en los campos acompañando a sus padres en sus jornadas de trabajo y algo muy diferente que estén desarrollando una labor pagada o remunerada a través de un jornal.

La revisión, agregó, se realizó el año pasado en los meses de abril y mayo y lo que detectaron fue la falta de agua, el uso y manejo de plaguicidas y falta de servicios médicos.