Invita CONAFE a participar en alfabetización de 8 mil adultos

Los jóvenes que estén interesados en apoyar el programa, acudirán a las localidades marginadas del estado para enseñar a leer y escribir a personas adultas
Cutberto Cantorán Espinosa, delegado en Puebla del CONAFE.
Cutberto Cantorán Espinosa, delegado en Puebla del CONAFE. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

Los jóvenes de Puebla, son convocados para colaborar en la "lucha contra el hambre" a fin de acudir a las localidades más marginadas del estado para alfabetizar, al menos, a 8 mil adultos este año, señaló el delegado en Puebla del CONAFE, Cutberto Cantorán Espinosa, en la firma de convenio de esa dependencia con la delegación federal del Programa Oportunidades, junto con la SEP del estado y el Instituto Estatal de Educación para los Adultos.

En las instalaciones del Instituto Estatal de Educación para los Adultos, la delegada del Programa Oportunidades Nancy de la Sierra Aramburu destacó que en la entidad se tienen a más de 72 mil becarios, por lo cual se convocará a los muchachos de bachillerato para que retornen a la sociedad parte de lo que han recibido, y así, con los líderes comunitarios del Consejo Nacional de Consejo Educativo se integren en las comunidades marginadas de Puebla y alfabeticen a quienes no saben leer y escribir.

Al suscribir este compromiso, que tiene repercusiones nacionales, ambos delegados federales Nancy de la Sierra, Cutberto Cantorán, lo mismo que el jefe de delegaciones del INEA Jacobo Honorato Martínez; Álvaro Álvarez en representación de la SEP estatal, lo mismo que Andrés García Coca, director del IEEA, se dejó en claro que la educación es el camino para acabar con desigualdades.

Esta es una cruzada de alfabetización y abatimiento al rezago educativo, para lo cual es clave la participación de nuestros jóvenes que cursan el nivel de bachillerato y se encuentran becados por el programa Oportunidades, a fin de que dediquen parte de sus actividades a enseñar.

Cantorán Espinosa destacó que el CONAFE cuenta con mil 900 jóvenes que reciben una aportación de mil 700 pesos mensuales para ir a las comunidades más alejadas y marginadas de Puebla, donde enseñan a niños de preescolar, primaria y secundaria, con el compromiso de quedarse de lunes a viernes en esos lugares, donde, en reciprocidad, los padres de familia les dan el sustento y un lugar donde alojarse, así se convierten en líderes de enseñanza.

Por su parte, Nancy de la Sierra destacó que este convenio vendrá a dar certeza de que la pobreza será abatida pues se tienen los instrumentos, por una parte el elemento humano, pues los jóvenes quieren participar siempre en beneficio de quienes menos tienen, y las dependencias que unen esfuerzos, personal, capacitación y material didáctico.