Investigan extraña muerte de gerente de hotel

El pasado martes se encontró el cuerpo sin vida del encargado de alimentos y bebidas.

Ciudad Valles

Murió el gerente de un hotel del municipio de Axtla de Terrazas que días atrás fue encontrado tirado en medio de un charco de sangre en el mismo establecimiento y la Policía Ministerial informó que se siguen las investigaciones para conocer cómo sucedieron los hechos.

Esto ocurrió el martes pasado en el Hotel Vista Verde de este municipio de la Huasteca Sur y el hombre fue identificado como Abel Pérez Morales de 49 años de edad quien vivía en Ciudad Valles pero trabajaba como gerente de Alimentos y bebidas en este negocio ubicado a un costado de la carretera federal México – Laredo, en el crucero conocido como la "Y" de Xilitla.

El reporte en el sistema de emergencias se recibió a las 08:44 horas y al llegar peritos y agentes ministeriales encontraron al hombre tirado en el piso, inconsciente y con una aparente herida en el cráneo.

Fue llevado al Hospital Santa Catarina de Alejandría en ese mismo municipio pero los médicos al ver su estado grave lo canalizaron de inmediato al Hospital General de Ciudad Valles.

El hoy occiso tenía más de seis años trabajando en ese lugar y compañeros solo refirieron que éste se fue a dormir alrededor de la una de la mañana y que al comenzar a trabajar por la mañana lo encontraron herido.

Al hacer levantamiento de indicios, lo extraño fue que al parecer no se trató de un asalto pues en el lugar estaba todo en orden, en la cantina no faltaba ningún vino u objetos de valor, además que el hombre tenía su cartera con dinero y tarjetas.

Después de estos días internado, el trabajador no resistió las lesiones que tenía en su cabeza y finalmente falleció este viernes en el Hospital General de esta ciudad, hasta donde se trasladaron un agente del Ministerio Público y Servicios Periciales.

La necropsia arrojará las causas de muerte, mientras que se intensificó la investigación para determinar si se trató de un homicidio o el trabajador murió por una caída accidental.