Investiga PGJE a más ex funcionarios de la SEFOA por abuso de autoridad

Miguel Ángel Hernández, ex jefe de Agricultura también fue denunciado por abuso de confianza.

Tlaxcala

El ex jefe del área de Agricultura de la Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA) también es investigado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), por el delito de abuso de confianza al no poder comprobar el destino de 22 millones de pesos del programa de fertilizantes.

Trascendió que Hugo Morales Alanis, abogado de Miguel Ángel Hernández Montiel, halló inconsistencias dentro del juicio que se le practica a varios exfuncionarios de dicha dependencia estatal y lo anterior, lo deberá mostrar ante las autoridades judiciales competentes en la entidad.

Es más, el cliente del exdirector jurídico del Congreso Local, consiguió -hace dos semanas- la protección de la justicia federal y por tal razón, no fue detenido, contrario a lo que ocurrió con el exdirector de Agricultura de la SEFOA, Misael Palafox Gutiérrez.

Es decir, el juzgado segundo de distrito le concedió el amparo 484/2012, contra los actos emanados del juez de lo tercero de lo penal del Distrito de Guridi y Alcocer. Hernández Montiel exhibió 2 mil 500 pesos, ante la autoridad federal.

La investigación de la PGJE se realizó, luego de una auditoría realizada en el año 2013, al Programa de Apoyo a la Producción Agrícola, Fertilizante Químico y Orgánico del ciclo primavera-verano 2012.

Después de este ejercicio, la Contraloría Estatal detectó diversas irregularidades, pues al término del cargo, Palafox Pimentel no comprobó el destino de 11 mil 436 toneladas de fertilizante, que se traduce en 22.6 millones de pesos.

Fuentes consultadas revelaron que Palafox Pimentel, promovió el amparo -el cual le fue negado- por actos en contra de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), cuando debió ser en contra del juez que concedió la orden de aprehensión.

Es más, se sabe que el ex funcionario estatal promovió el amparo en contra de dicha detención e incluso, por desaparición forzada, lo cual valoró el mismo juez federal, pero lo cierto es que las investigaciones siguen en la PGJE.