Conectarán Interurbano con el nuevo aeropuerto

Señala Gerardo Ruiz Esparza que revisan el proyecto de la México-Toluca para que al llegar a Observatorio las personas puedan trasladarse por Metro hacia la antigua estación de trenes.
Enrique Ochoa, Eruviel Ávila y Gerardo Ruiz Esparza durante la presentación de la réplica del tren que correrá entre el Edomex y la CdMx.
Enrique Ochoa, Eruviel Ávila y Gerardo Ruiz Esparza durante la presentación de la réplica del tren que correrá entre el Edomex y la CdMx. (Especial)

México

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) propuso desarrollar un tren urbano eléctrico que salga de la estación Buenavista con dirección al nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El anuncio, realizado por Gerardo Ruiz Esparza, titular de la dependencia, implica una gran conexión entre los dos grandes proyectos de esta administración: el Tren Interurbano México-Toluca y la nueva terminal aérea.

“Quisiera anunciar algo que conjuntamente hemos acordado (con el gobierno del Estado de México) para que este tren tenga una mayor utilidad. Ya estamos revisando el proyecto para que al llegar a Observatorio el tren México-Toluca, las personas puedan trasladarse por Metro hacia Buenavista”, señaló.

Se pretende que de Buenavista los usuarios puedan arribar al nuevo aeropuerto desde ese lugar, dijo durante la presentación de la réplica del Tren Interurbano.

“Un proyecto que sin duda le va a dar una gran potencialidad al Tren México-Toluca y a la nueva terminal aérea, para que al igual que en países avanzados la gente en lugar de ir en vehículo pueda tener un transporte moderno, digno, seguro y rápido”, dijo.

Detalló que para el tren de Buenavista al aeropuerto se pueden utilizar vías que ya existen y que son propiedad del gobierno federal, y el financiamiento provendrá de los recursos del nuevo aeropuerto.

En tanto, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, dijo que para la México-Toluca cedieron parte del derecho de vía que tienen para el paso del tren, por lo que van a reubicar sus torres de transmisión.

El derecho de vía es del camellón de Las Torres a bulevar Lázaro Cárdenas, en Toluca, que considera 22 kilómetros.

“Se está reubicando la infraestructura eléctrica para que el suministro de energía se mantenga de manera constante y al mismo tiempo puedan realizarse las obras consecuentes con la construcción del Tren Interurbano”.

El segundo aspecto en el que la CFE contribuye al proyecto, es precisamente ofreciendo el suministro de energía eléctrica  necesaria para su funcionamiento.

“(Este proyecto) es una gran noticia para el país, pues en los últimos días los habitantes del área metropolitana de la Ciudad de México hemos enfrentado importantes problemas de contingencia ambiental que deben encontrar soluciones en nuevos mecanismos de movilidad urbana”, señaló Ochoa Reza.

El Tren Interurbano consta de dos terminales y cuatro estaciones intermedias, recorrerá 58 kilómetros en 39 minutos, y trasladará al día aproximadamente a 230 mil personas; “para la construcción de este sistema de transporte se hace una inversión de 44 mil millones de pesos”.

En ese sentido, recalcó Ruiz Esparza que pese a las restricciones presupuestales, el tren México-Toluca es una de las prioridades de esta administración; el proyecto a la fecha cuenta con un avance de 33 por ciento.

Ahora, con el proyecto se generan 50 mil empleos además de que será un vínculo entre las dos capitales que facilitará el traslado de la gente que trabaja en cualquiera de las dos ciudades, y que diariamente hacen uso de diferentes medios de transporte.

Asimismo, dijo que también se prevé una segunda fase para la autopista México-Toluca, “hemos analizado que quizá el mejor sitio para que pueda haber otra bajada de la autopista es al llegar a Las Torres y al Paseo Tollocan, para que el tráfico circule con mayor agilidad”.

Al presentar la maqueta del Tren Interurbano y supervisar su construcción, el mandatario mexiquense, Eruviel Ávila, y Ruiz Esparza destacaron que  la obra forma parte de una inversión histórica de más de 230 mil millones de pesos en materia de infraestructura carretera y transporte en la entidad.

El gobernador dijo que la obra transformará la vida de los mexiquenses al darles una mejor calidad de vida.