Interponen queja ante la CNDH por contaminación en Cajititlán

Habitantes del vaso enclavado en Tlajomulco de Zúñiga reclaman resolver contaminación lacustre a los tres niveles de gobierno.
Los pobladores reclaman resolver contaminación lacustre
Los pobladores reclaman resolver contaminación lacustre (Cortesía)

Guadalajara

Un grupo de pobladores de la laguna de Cajititlán interpuso el pasado 3 de octubre, en representación de 51 ejidatarios del Ejido de Cajititlán y con el apoyo de 1,083 vecinos del poblado, una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por el mal estado ambiental de la laguna.

"Esta demanda servirá para establecer un precedente en este caso y garantizar que este tema no se aparte de la agenda hasta que el saneamiento de la laguna se logre. Queremos informar también que se dará vista a las instancias y tribunales internacionales de este caso y que no quitaremos el dedo del renglón hasta no ver nuestra laguna otra vez saneada. Este es nuestro papel como sociedad civil organizada y ese es nuestro único objetivo que esta laguna pase de ser el pasivo ambiental que hoy representa a un activo para el pueblo de Cajititlán", explican en una carta dirigida a MILENIO JALISCO.

La queja "ha sido el fruto de un trabajo de investigación que venimos realizando por encargo de nuestros 51 representados desde hace más de dos años y documenta el estado actual no funcional de las plantas de tratamiento, la carencia de infraestructura mínima necesaria para que operen, la falta de congruencia entre las poblaciones asentadas y la capacidad para soportarlas por parte de la laguna y la opacidad con la que se han venido manejando las cosas hasta el día de hoy".

Los ciudadanos "de manera propositiva, le pedimos al ayuntamiento que tome esta información como lo que es, un esfuerzo de la sociedad organizada por abonar a este tema que legítimamente nos interesa y que se de cuenta, al igual que todas las demás autoridades, de que la población de Cajititlán y en especial nuestros representados, seguirá trabajando de manera organizada y propositiva hasta  lograr heredar una laguna sana, productiva y sustentable a nuestras futuras generaciones".

"Queremos hacer saber a los ciudadanos y a nuestras autoridades que este derecho no está siendo respetado en nuestra Laguna de Cajititlán. Con tristeza las generaciones de habitantes de Cajititlán aquí reunidas hemos visto como se ha perdido el esplendor y la productividad de nuestra laguna y como un bien común que debería ser orgullo de todos y fuente de sustento de muchos se ha convertido en un pasivo ambiental que tenemos que revertir", señalan.

"Por eso es que nosotros, la población de Cajititlán apelamos a que todas las autoridades con injerencia en este problema se pongan a trabajar en soluciones de fondo que permitan sanear la laguna.  Todos sabemos que el primer paso para resolver un problema es aceptarlo y por eso es que la gente de Cajititlán aquí reunida manda un mensaje claro; aceptamos el problema de la contaminación de la Laguna y estamos dispuestos a conjuntar nuestros esfuerzos para trabajar en resolverlo. Invitamos a todas las autoridades a que con un espíritu autocrítico acepten que sin el apoyo de todos no podremos sacar nuestra laguna adelante. Invitamos sobre todo al Ayuntamiento de Tlajomulco a que lejos de buscar evasivas al problema establezca los mecanismos necesarios para sanear el agua de la Laguna y que esto se realice de manera transparente y de cara a la sociedad, no queremos que se vuelva a lucrar con soluciones parciales que no resuelven el problema y que dan lugar a la corrupción", advierten.

Y aunque reconocen "un avance en las tareas de la mesa de trabajo permanente", demandan al gobierno federal "que agilice los trabajos para constituir la comisión de cuenca que administre de manera integral la laguna"; al gobierno del estado, "que continúe realizando el monitoreo permanente de la Laguna e informe los avances y retrocesos a la población"; al Ayuntamiento de Tlajomulco "para que opere las 24 horas del día las plantas de tratamiento".

Los quejosos destacan que el orden municipal de dejar atrás "las simulaciones y a partir de un diagnóstico real de todas las descargas de aguas residuales proponga un plan para tratar la totalidad de las aguas residuales que están afectando nuestra laguna. Recordarle al ayuntamiento el principio de derecho ambiental “el que contamina paga”, ya basta que los ribereños seamos los que carguemos con el costo ambiental, de salud pública y la merma económica de todas las descargas de aguas residuales que vienen a dar a esta laguna, le solicitamos que con responsabilidad aplique de manera transparente los recursos para el saneamiento, esto para empezar a ver cambios en la calidad del agua de Cajititlán y se repare e indemnice el daño causado".