Clausuran restaurante que sacrificaba aves ilegalmente

El establecimiento ubicado en Residencial Santa Elena, fue cerrado por el Departamento de Inspección y Verificación ya que encontraron muerto y desplumado a un pato, un cisne, una garza y un gallo.
La Canirac asegura que los restaurantes son higiénicos.
El Departamento de Inspección y Verificación de Torreón, clausuró un restaurante de comida china por el sacrificio ilegal de aves para cocinar. (Priciliano Jiménez)

Torreón, Coahuila

Debido a que elaboraban alimentos con carne de pato, probablemente un cisne, garza y pollo que ellos mismos sacrificaban de una manera clandestina, fue clausurado un restaurante de comida china que se encuentra en Residencial Santa Elena, ubicada en el oriente de la ciudad que además no contaba con licencia de funcionamiento ni tarjeta de salud.

Sergio Ayala Velázquez, titular de Inspección y Verificación del Ayuntamiento de Torreón, dio a conocer que en lo que va del año se han revisado 12 comercios de este tipo, 5 de ellos no contaban con permiso, se clausuró uno y el resto se encontraron trabajando en regla.

Sobre el tema, el funcionario comentó que uno de los objetivos para este 2016 es la visita a los establecimientos donde se vende comida china.

"Ya tenemos algunos resultados. En un establecimiento sacrifican animales, tenían muerto y desplumado a un pato, un cisne, una garza y un gallo, además de un pollo".

"Estamos por definir si era una garza, pues es un animal de patas largas. Ellos realizaban la actividad del sacrificio sin permiso".

"Esto en un restaurante de comida china, el nombre me lo reservo porque estamos integrando la denuncia y una vez presentándola vamos a ver si podemos hacer la clausura definitiva", señaló.

Señaló que el restaurante se ubica en residencial Santa Elena en el municipio de Torreón. Se trata de un establecimiento que tampoco cuenta con licencias de funcionamiento ni tarjetas de salud, pero sí el certificado de fumigación.

La actividad que se llevaba a cabo ahí era el sacrificio de aves sin un permiso otorgado, ya que resulta peligroso que no adquieran la carne en sitios legalmente establecidos y vigilados.

Se reportó el hallazgo a la Jurisdicción Sanitaria, sin embargo la facultad de la clausura la tiene Inspección y Verificación también.

En torno a la postura del propietario, comentó que la clausura apenas la realizaron este martes, sin embargo, se enfrentan al problema del idioma ya que ellos hablan chino.

Finalmente el caso se presentará en Tribunales Municipales y el Juez será quien determine si se reapertura, previo convenio compromiso para no realizar la actividad ilícita.