Migrantes afectados por medidas de seguridad

Dispersos por la ciudad, sufren de disciminación y las personas les temen. Todo se debe a que los lugares donde usualmente se ubicaban, han sido cerrados por los operativos de las empresas.
Inmigrantes
Inmigrantes (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Debido a las medidas de seguridad tomadas por empresas como Ferromex y Peñoles, va en aumento la dispersión de migrantes por Torreón, ya que la instalación de mallas y bardas los obliga a buscar nuevas rutas para bajarse del tren y pedir apoyos en la ciudad.

Y es que con anterioridad los migrantes se congregaban en los alrededores de Peñoles, cerca de las vías y bajo un puente vehicular, pero ahora tienen que encontrar otras partes para caminar y solicitar caridad, lo que los hace todavía más vulnerables. 

"Mucha gente piensa que ahora llegan más migrantes, la verdad es que es la misma cantidad de siempre, la diferencia es que ahora los ven donde no los veían."

El sacerdote Miguel Ángel Cervantes Cepeda, activista por los migrantes en La Laguna, dijo que entre más se dispersan los "buscadores del sueño americano" por Torreón, más crece el prejuicio de criminalizarlos y menos apoyo reciben. 

"Ya vemos a muchos migrantes por todos lados, por los cruceros, por los semáforos, por las avenidas, por las colonias, en todos los sectores de la ciudad, antes solo era por las vías, pero les pusieron bardas y mallas y ahora por donde puedan bajarse del tren tienen que salir a buscar ayuda", comentó.

"Mucha gente piensa que ahora llegan más migrantes, se pregunta de dónde salen tantos, la verdad es que es la misma cantidad de siempre, la diferencia es que ahora los ven donde no los veían, por las medidas de seguridad que instalaron donde comúnmente se juntaban", mencionó.

Reconoció que debido al incremento de la discriminación bajó el apoyo hacia los indocumentados, lo que les hace más difícil su trayecto hacia los Estados Unidos.

"Y la discriminación va en aumento por la dispersión, porque la gente los ve donde antes no caminaban para pedir ayuda y piensan que los van a asaltar, ellos no son delincuentes, van en camino a buscar un sueño, una mejor oportunidad de vida", finalizó Cervantes Cepeda.