‘Injerencia extranjera en caso de corridas’: Moreno

Aseguran que son dos organizaciones extranjeras, anglosajonas; una es alemana y la otra holandesa. Dicen que financian campañas políticas.

León, Gto.

Organizaciones extranjeras están detrás de las prohibiciones a la lidia de toros, acusa Pablo Moreno, director de Casa Toreros, agencia de representación de matadores.

“Son dos organizaciones extranjeras, anglosajonas, una alemana y una holandesa que están buscando a través del financiamiento de campañas de regidores de algunos partidos en específico, tratar de ir en contra de las corridas de toros a través de prohibiciones, ya sea de que entren niños o de que no se den los toros y en contra de la charrería”, aseguró, aunque no especificó a cuáles grupos se refiere. Si uno busca en Google “Antitauromaquia Holanda”, la primera referencia que aparece es CAS International, un comité antitaurino con sede en la ciudad holandesa de Utrecht, que colabora en proyectos con grupos antitaurinos tanto en Europa como en América.

Aunque Moreno no especificó si se trata de este grupo.

Señaló que estas organizaciones buscan siempre a algunos regidores y a algunos diputados que no tienen una bandera para defender, que no han presentado ninguna iniciativa y que terminan recibiendo dinero del extranjero.

Moreno argumentó que de no prosperar los amparos, tienen otras armas de contraataque. “Y lo que nosotros tenemos que hacer en México y en específico en León es organizarnos, el amparo creo (primero Dios) que va a salir positivo, pero si no llegara a salir positivo tenemos otras alternativas. Finalmente quien tiene derecho de educar a los hijos son los padres”, expuso el también ganadero.

El director de Casa Toreros dijo que están reuniéndose con los líderes del sector y de la charrería para organizarse. “Nos ha hecho despertar y salir de estar anodinos, pensábamos que esto no iba a suceder y hoy que está sucediendo en México nos estamos organizando de manera importante ganaderos, empresarios, subalternos, matadores de toros, peñas taurinas para tratar de defendernos en conjunto y a nivel nacional”., expuso.

Y admitió una falta de coordinación entre los pro-taurinos. “El problema que tenemos con la fiesta del toro es que no hay un organismo vinculador completo que pueda hacer que los empresarios, que los toreros tengan una misma forma de pensar. Aquí tenemos que olvidarnos de los celos, de las envidias, de quién hace las cosas mal, bien o regular, quién es muy buen torero o quién es regular, qué ganadería es mejor o peor porque tenemos que defender la fiesta de toros”, sentenció.