Inician trabajos para mejorar verificación

El Instituto Mexicano del Petróleo establecerá las nuevas bases que regirán para aplicar verificación a casi 2.8 millones de automotores en Jalisco.
Con nuevo programa se analizará la viabilidad de establecer programas satélites como el de sustitución de convertidores catalíticos.
Con nuevo programa se analizará la viabilidad de establecer programas satélites como el de sustitución de convertidores catalíticos. (Milenio)

Guadalajara

Jalisco contará en 2015 con un instrumento esencial para dar un viraje a la larga historia de fracasos en el tema de la calidad del aire: un programa de verificación de vehículos que logre un cumplimiento universal, lo que incluye herramientas para ofrecer soluciones realistas a un desafío singular de esta ciudad: que 25 por ciento de su parque vehicular no tiene convertidor catalítico, la tecnología que minimiza las emisiones.

La tarea está en manos del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), instancia que recibió recursos federales en el marco de un concurso por invitación (IA-914012998-N189-2014), denominado “proyecto rediseño del Programa de Verificacion Vehicular Obligatoria del estado de Jalisco”, con un costo de un millón 280 mil pesos más impuestos y que deberá entregarse en los comienzos del año siguiente.

El trabajo formal comienza el próximo lunes, en que se reunirá personal del IMP, de la Secretaría de Medio Ambiente federal (Semarnat) y de la local (Semadet), para definir las primeras acciones.

“El proyecto consiste en realizar un diagnóstico integral del funcionamiento del programa actual y redireccionarlo para su fortalecimiento. Entre los principales objetivos está categorizar la flota vehicular registrada en el estado con base a su año, modelo, cilindraje, peso vehicular bruto, tipo de servicio que presta, combustible y tecnologías de reducción de emisiones, para así identificar a los altos emisores y diferenciar las responsabilidades inherentes a la verificación vehicular entre las categorías resultantes”, dijo a MILENIO JALISCO el director de protección ambiental de la Semadet, Guillermo Gómez Pedrozo Michel.

Actualmente, “la única diferenciación de responsabilidades es entre los vehículos de uso intensivo y los de uso particular. Por ejemplo, un vehículo de modelo 1980 carburado de ocho cilindros tiene las mismas obligaciones en torno a la verificación vehicular que un modelo 2014 de cuatro cilindros.  Para este fin, el IMP cuenta con uno de los tres equipos de medición remota de emisiones de fuentes móviles disponibles en el país. Dicho equipo permite medir las emisiones de los automotores en condiciones normales y reales de operación”.

Otro objetivo fundamental “es establecer la ruta crítica para la transición e implementación de la prueba dinámica en el estado”, esto es, la medición de cinco gases contaminantes bajo condiciones simuladas de operación normal a través de un dinamómetro, para sustituir la actual prueba estática, y “estudiar la viabilidad de establecer la verificación por medio de la lectura de los códigos de fallas arrojadas por el sistema de diagnóstico a bordo [denominado OBDII]”.

Además, “la realización del estudio estará enfocada a analizar la viabilidad de establecer programas satélites al de verificación vehicular como el de sustitución de convertidores catalíticos, adopción de tecnologías reductoras de emisiones e instrumentos administrativos y financieros para la regulación de las emisiones por fuentes móviles”, añadió el funcionario.

El IMP cuenta con amplia experiencia en el tema. “Recientemente, el IMP completó el diseño de la primera etapa del programa de verificación vehicular obligatoria para el estado de Campeche y actualmente se encuentran trabajando en la actualización del programa de Chihuahua. El IMP también ha realizado proyectos de auditoría integral de la operación de los programas de verificación de la Zona Metropolitana del Valle de México, así como diversos estudios de emisiones vehiculares en zonas metropolitanas de todo el país, y cuentan con un laboratorio de emisiones vehiculares equipado con tecnología de punta”, puntualizó Gómez Pedrozo. 

Desastre ambiental

30 a 35% de autos cumplen con el programa de verificación de autos año con año

90% de las emisiones en el área metropolitana de Guadalajara las ocasiona la contaminación de los vehículos

El más ambicioso relanzamiento del programa se realizó durante la Administración de Emilio González Márquez, pero se desvirtuó porque el gobernador impidió la creación de centros de verificación, y le dio la responsabilidad a los propios talleres, cuya calidad irregular y numerosos casos de corrupción pervirtieron el proyecto

Además, no se dotó de herramientas auxiliares al programa para que pudiera mejorar en los hechos el parque vehicular, lo que hace que los autos viejos e ineficientes abunden en las calles de la metrópoli