Inician procedimientos por delitos ambientales

Profepa coordina acciones con personal de la Comisaría de Policía Preventiva y Vialidad y la Dirección de Medio Ambiente y Ecología locales para hacer las visitas correspondientes.

Puerto Vallarta

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició los procedimientos a raíz de una serie de denuncias por presuntos delitos ambientales en distintos lugares del municipio, por la afectación a diversos cauces.

Inspectores de esa dependencia coordinaron acciones con personal de la Comisaría de Policía Preventiva y Vialidad y la Dirección de Medio Ambiente y Ecología locales para hacer las visitas correspondientes.

En la ribera del Río Cuale, a la altura de la secundaría 84, colonia El Remance, la sociedad de padres de familia y maestros rellenaron con escombro una parte del cauce para ampliar la zona de la ribera y de esta forma tener un espacio donde estacionar los automóviles, por lo que se inició un procedimiento ante esa irregularidad.

En el río Pitillal, a la altura de la colonia San Esteban, se detectó que han tirado escombro de forma clandestina, lo que ha modificado las condiciones del cauce. En la zona residencial de Marina Vallarta, a la altura del hotel Tres Mares, fueron colocadas piedras para hacer rompe olas y formar un pequeño remanso, por lo cual se abrió un procedimiento para deslindar responsabilidades.

Finalmente, al visitar las cribas que se desempeñan en el río Ameca, donde los concesionarios tienen autorizado sacar una tonelada de material al mes, se detectó que sobreexplotan ese recurso, por lo que se inició una investigación.

Según los inspectores, a pesar de que se constató la sobreexplotación y ello constituye un delito, únicamente se puede proceder con el cobro de multas cuando existe flagrancia, es decir, cuando se sorprende a las personas sacando el material, aunque el procedimiento administrativo continuará su curso para sancionar a quienes resulten responsables.

Indicaron que estas acciones seguirán de forma periódica a fin de garantizar el respeto a la ecología y medio ambiente, aunque se requiere de una actuación más enérgica.