Inician queja contra hospital del IMSS por falta de atención médica

Denunican que a Emerenciana López Martínez, también ganadora de la Presea Estado de México le fue alterado su informe médico.

Texcoco

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) atrajo por competencia, la queja Codhem/NEZA/141/2014, iniciada por su similar del Estado de México, por falta de adecuada atención médica en un hospital del IMSS para la presidenta del Consejo de los Derechos de la Mujer y la Familia, Emerenciana López Martínez, también ganadora de la Presea Estado de México.

Fidel Espinosa López, hijo adoptivo de la enferma, dio a conocer que un informe médico sobre el trato que se le da a López Martínez, en la clínica 197 del IMSS de Texcoco, fue alterado, ya que se asentaba que le habían puesto un cateter dijo para drenar agua de los pulmones, lo cual no era cierto.

Dijo que una doctora que revisaba el informe, se dio cuenta de esta situación y le reclamó a su colega la falta de ética al poner en su informe que ya tenía ese ducto, sin ser cierto.

Se exigió que a la paciente la prepararan para meterla al quirófano a fin de colocarle el cateter ijo, y con el objetivo de sacar el agua que se aloja en la zona de los pulmones.

La defensora de los derechos humanos de las mujeres en el municipio de Chimalhuacán, está internada desde el miércoles 12 de febrero en el hospital 197
del IMSS, donde ingresó por problemas de las vías respiratorias, en tanto que debido a una deficiencia renal, le ingresó agua al pulmón izquierdo.

Ante la mala atención médica, tuvo que intervenir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en espera de que se otorgue el trato debido. López Martínez fue ingresada este viernes 21 de febrero al quirófano para instalarle el dispositivo que permitirá a los médicos del hospital mantenerla con tratamiento de diálisis.

Fidel Espinoza López, colaborador de la presidenta del Comité de Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer y la Familia, dijo que se espera que en el transcurso de unos días, los galenos retiren los tubos que le auxilian para respirar y observar si puede hacerlo por ella misma, junto a la instalación de una
sonda para introducir alimento a la paciente.