Inician trabajos de limpieza de drenajes en San Mateo Atenco

Gracias a las labores preventivas que realizaron en 2013, lograron que por primera vez en muchos años el municipio no se inundara y solo se registraron alrededor de cuatro encharcamientos.
Limpieza y desazolve de canales.
(Especial)

San Mateo Atenco

En San Mateo Atenco iniciaron los trabajos de limpieza de drenajes y alcantarillas en conjunto con la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y Opdapas, con el objetivo de evitar inundaciones este 2014, informó el jefe de Protección Civil, Lucio Palomares.

Indicó que gracias a las labores preventivas que realizaron en 2013, lograron que por primera vez en muchos años el municipio no se inundara y solo se registraron alrededor de cuatro encharcamientos, por lo que no hubo daños a las viviendas de los pobladores.

"En esta ocasión nos adelantamos un mes, el año pasado empezamos en abril (...) vimos que lo que hicimos funcionó", por eso es que –dijo- avanzaron las acciones para que los habitantes no tengan deterioros en sus casas.

Contempló que en dos meses concluirán con los trabajos de desazolve que harán desde la entrada de San Mateo Atenco, en las principales calles, hasta el barrio de Guadalupe.

Señaló que echaron a andar las bombas con las que cuenta el ayuntamiento para que los niveles del Río Viejo bajen, y las labores de limpieza se lleven a cabo adecuadamente, "eso nos ayudará en la preparación para el tiempo de lluvias".

Refirió que además la presidenta municipal, Olga Pérez Sanabria, realizó las gestiones necesarias ante la CAEM y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para que les apoyen, en el caso de esta última dependencia con el objetivo de que les presten, como el año pasado, una bomba que saca 700 litros por segundo y con ello eviten el desbordamiento del Río Viejo.

Por otra parte, indicó que la ciudadanía cada vez se concientiza más de las consecuencias que tiene tirar desechos, pues es ésta la que al acumularse, taponea los drenajes y provoca en gran medida que haya inundaciones.

“Al hacer un recorrido por el Río Viejo y los canales, vemos que valió la pena el trabajo de hace un año, ya no tiran tanta basura porque ya saben que sufrirán las consecuencias, no al 100 por ciento, pero sí 80 por ciento de las personas”.

En las calles de la entrada de San Mateo Atenco, se pueden observar casas que para evitar que el agua entre en temporada de lluvias, construyeron pequeñas bardas que protegen sus puertas; sin embargo, siempre lograba colarse por las rendijas, por lo que los pobladores tenían daños en sus bienes.