Inicia cuenta regresiva para Metro Meters

Desde que el municipio anunció que revocaría la concesión, la empresa ha cambiado en dos ocasiones de domicilio, detalla el regidor Marco Pérez.
El domicilio de la empresa en Garibaldi se encuentra abandonado
El domicilio de la empresa en Garibaldi se encuentra abandonado (Cortesía)

Guadalajara

El próximo miércoles 27 de julio el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara votará para iniciar el proceso de revocación de la concesión de estacionómetros a Metro Meters, una fase que no llevará más de 40 días en caso de que la empresa se abstenga del pleito legal, mientras tanto el municipio señala que la concesionaria ha cambiado de domicilio en dos ocasiones.

Luego de operar durante cinco años consecutivos en la misma dirección, la empresa Metro Meters de manera repentina notificó al municipio el cambio de lugar de su centro de operaciones en dos ocasiones; desde el pasado 14 de julio a la fecha, “el mismo día en que anunciamos que vamos a revocar la concesión, ellos nos notifican haber cambiado de domicilio, pero al corroborarlo nos encontramos con que se trata de un lugar abandonado”, en tanto que la segunda notificación de cambio de domicilio ocurrió el pasado viernes, indicó el regidor Marco Valerio Pérez Gollaz, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano.

Esta situación podría corresponder a una estrategia por parte de la concesionaria para retrasar procesos o crear algún tipo de vacío en el procedimiento en caso de que el municipio actúa con domicilio diverso, consideró el edil.

Pérez Gollaz comentó que la manera de operar de la empresa no ha cambiado desde que se anunció la postura del municipio para echar atrás el contrato que sostienen, incluso que se han mostrado evasivos con la autoridad en diferentes aspectos; uno de ellos es que no cumplieron con su obligación administrativa tras ser clausuradas sus oficinas por falta de licencia municipal; es decir, no pagaron la multa ni realizaron trámite alguno para el permiso de operación correspondiente.

Por otra parte, Guadalajara esperará a fin de mes para que Metro Meters cubra el pago que corresponde a los últimos 30 días de recaudación en parquímetros, ya que ambas partes deben cumplir con lo establecido en el documento de la concesión hasta que no se determine de manera oficial la revocación.

La iniciativa que se discutirá en Guadalajara el próximo miércoles corresponde al primer paso del proceso de revocación: “De la misma forma en que se requiere la aprobación del Pleno para otorgar una concesión, se requiere así para revocarlo”, y esperan que la votación de las fracciones se realice anteponiendo el interés público por encima de cualquier otro, “lo que todos debemos entender es que se señala una indebida administración de la concesión, no se trata de señalar a otros gobierno ni partidos”, dijo el regidor.

El proceso siguiente en caso de que el Pleno apruebe el iniciar la revocación, será que cada área técnica del ayuntamiento relacionada con estacionómetros, conforme un expediente que sea el sustento para que la sindicatura elabore el documento final que de nueva cuenta será sometido a la valoración del pleno y así terminar la relación con la empresa, procedimiento que podrían llevarse 40 días si no se genera inconveniente alguno.