Inicia recuperación de viviendas abandonadas

Con programa piloto del Infonavit Tan solo en la entidad hay más de 11 mil casas en esta situación
Las harán más asequibles para los trabajadores.
Las harán más asequibles para los trabajadores. (Archivo)

Zumpango

Cinco de cada 10 viviendas abandonadas en el país se concentran en los estados de Tamaulipas, con 13 mil 251 casas deshabitadas; Chihuahua, 12 mil 414; Nuevo León, 11 mil 385; Estado de México, que suma 11 mil 300 inmuebles desocupados; Jalisco, 10 mil 254 y Baja California con 9 mil 689.

Ante dicho fenómeno, el año pasado el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) lanzó el programa piloto Venta e Intermediación de Vivienda Económica (VIVE), en el que planteó recolocar, en una primera etapa, más de 20 mil casas-habitación que fueron desocupadas.

Este plan de recuperación busca reinsertarlas al ciclo de compra y venta, pues en total existen en México más de 5 millones de edificaciones de este tipo en estado de abandono.

La estrategia establece que estas construcciones reciben distintas reducciones de costo de entre cinco y 25 por ciento, de forma que resulten mucho más asequibles para aquellos trabajadores que tengan disponibilidad para recibir un crédito a pesar de sus bajos ingresos.

Los encargados de la rehabilitación de estas casas serán los mismos constructores que las edificaron, sacándolas de este modo a la venta con las condiciones establecidas por el Infonavit.

El gobierno federal ya puso en marcha una de sus estrategias para recuperar más de 290 mil viviendas abandonadas, hasta 100 casas por participante de manera revolvente, que hasta el momento tiene registradas en el país.

En estos primeros 20 mil inmuebles, el Infonavit realizó un avalúo para determinar en qué condiciones se entregarían al comercializador; éste los rehabilita con sus propios recursos y ya remozados hace un nuevo avalúo para determinar su valor comercial (se espera que registren un incremento de al menos 10 por ciento tras este proceso) y, finalmente, asigna el crédito al derechohabiente.

Los interesados tendrán un beneficio especial en la adquisición de viviendas de este tipo, ya que pueden recibir descuentos de entre cinco y 25 por ciento, los cuales serán proporcionales al alza que registren los inmuebles entre el avalúo de asignación y el de comercialización.