Inhabilitación de funcionarios es buena señal: arzobispo

Rogelio Cabrera López consideró que los procesos deben hacerse conforme a la ley, y cuando llegue el momento, se les debe de dar oportunidad de defenderse a los acusados.
Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey.
En rueda de prensa, el arzobispo dijo que estas acciones son positivas y benefician a la ciudadanía. (Foto:Archivo)

Monterrey

La inhabilitación de cuatro funcionarios de la pasada administración por supuestos desvíos de recursos y actos de corrupción es una buena señal para la ciudadanía y futuros servidores públicos, advirtió el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.

En rueda de prensa dominical, el prelado argumentó que es bueno que se manden este tipo de señales a los trabajadores públicos, ya que esto indica la importancia de la buena administración de los recursos ciudadanos.

"Es sin duda una buena señal y ojalá los ciudadanos así lo entiendan y sobre todo los que actualmente están frente a la administración pública, que aprendan y que tomen consciencia de que hay que saber administrar.

"Que las decisiones tienen que hacerse apegados a la ley, a los códigos que marca la administración pública, porque es ahí donde han habido discusiones sobre recursos y no justificación inmediata del uso de ellos", consideró el arzobispo.

Insistió además que es entonces necesario que las diferentes dependencias sean revisadas constantemente para no acumular problemas de este tipo, y no únicamente cuando haya auditorías.

Cabrera López añadió que la ciudadanía aplaude estas acciones tomadas contra ex funcionarios, que servirán para resolver las "incógnitas" sobre las finanzas públicas. Pero pidió que los procesos se hagan de acuerdo a la ley, y que llegado el tiempo, se les dé a los acusados la oportunidad de defenderse.

"Es deber del Gobierno actual, a través de su Subprocuraduría, revisar, plantear y proponer a los jueces situaciones que tienen que resolverse. Estamos de acuerdo que así tiene que ser todo, una justicia puntual y permanente", aseguró.

Leyes y reformas deben de considerar primero a ciudadanos

De igual manera, Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey, opinó que las movilizaciones que se han visto en los pasados días por parte de los maestros de Nuevo León, y del resto del país, demuestran que el Gobierno no puede tomar decisiones de reformar leyes sin considerar primero a los ciudadanos.

"Las leyes en México y las reformas tienen que hacerse primero con un diálogo muy cuidadoso. Todos sabíamos que esto iba a ser complicado, que el tema de la educación pasaba a través de sindicatos y derechos que tienen los maestros", argumentó.

Aunque dijo que es urgente que se mejore la calidad de la educación, tanto pública como privada, para poder llegar a los niveles educativos que se esperan de un país como México.