Informe final de L12: todo falló desde su concepción

De acuerdo con el documento elaborado por asambleístas, hubo errores de ingeniería básica, trazo, licitación y proyecto ejecutivo.
El presidente del tribunal capitalino, Édgar Elías Azar, y el jefe de Gobierno.
El presidente del tribunal capitalino, Édgar Elías Azar, y el jefe de Gobierno. (Iván Stephens/Cuartoscuro)

México

La Línea 12 del Metro estuvo mal “desde su concepción”, de acuerdo con el informe final de la Comisión Investigadora de la Línea 12 del Metro de la Asamblea Legislativa del DF.

El tanto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, señaló que es materialmente imposible cambiar todo el diseño de la Línea 12.

La Comisión Investigadora de las fallas de la Línea 12 del Metro de la Asamblea Legislativa presentó su informe final, en el que señala errores de concepción y planeación, así como de supervisión y control de calidad de la también llamada Línea Dorada.

Jorge Gaviño, diputado presidente de dicha instancia, refirió que el documento no fue aprobado por unanimidad, por lo que se votó y la mayoría de los legisladores acordó presentarlo al pleno este jueves.

“Desde que se señaló la ingeniería básica, desde que se modificó el trazo, en la licitación y la adjudicación, así como irregularidades en la adjudicación del contrato, no existió un proyecto ejecutivo integral, y de ahí los problemas técnicos y administrativos, el tema de reconocimiento de adeudos, la modificación de la ingeniería básica del proyecto trajo problemas en cadena”, expuso el legislador.

Determinó que no fueron suficientes las supervisiones hechas. Esto derivó en un diseño mal integrado, por lo que no se dio una correcta inscripción entre las ruedas de los trenes y los rieles.

Además, esa comisión pidió a la Contraloría General abrir una investigación contra las empresas certificadoras de la construcción de la Línea 12 y que las firmas que conforman el consorcio ICA-Carso-Alstom, así como CAF, que arrendó los trenes, asuman sus responsabilidades para poner en marcha el tramo detenido de Tláhuac a Atlalilco.

Las instancias competentes deberán revisar y autorizar programas de mantenimiento preventivo y correctivo para que la Línea 12, una vez rehabilitada pueda tener una correcta operación y administración, y mejorar la calidad del servicio.

El documento consta de más de 100 hojas, de las que la mayoría corresponde a antecedentes sobre cómo se creó la Línea 12, con sus 25.1 kilómetros y 20 estaciones para movilizar a más de 400 mil usuarios por día.

Al ser cuestionado sobre qué habría que rehacer a la Línea Dorada para que opere a la perfección, Mancera precisó que se rehabilita para que quede funcional y segura para los usuarios, pero descartó cualquier posibilidad de rehacerla.

REUBICARÁN A INVIDENTES

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, informó que los invidentes que fueron retirados de la estación Hidalgo serán reubicados y que los 80 comercios que se cerraron ya no tendrán contrato para vender dentro de las instalaciones del Metro.

Los pasillos de la estación Hidalgo quedarán libres de comercios y podrán ser usados por los usuarios, advirtió el jefe de Gobierno.

El mandatario capitalino detalló que se realizó una inspección y se detectaron fallas en las medidas de seguridad, en protección civil y en instalaciones eléctricas, por lo que se determinó su retiro.

Recordó que los locales comerciales trabajaban bajo un esquema de concesiones y permisos, pero cuando se venzan no se renovará porque el objetivo es que haya más espacio para los usuarios.

ANUNCIAN PROTESTA

Al respecto, Pedro Ariel Ortega, líder de los invidentes, exigió al gobierno capitalino que regresen los tres lugares de venta que administraban tres de sus compañeros en la estación Hidalgo.

En entrevista con MILENIO, explicó que es necesario abrir una mesa de diálogo con las autoridades, porque hay alrededor de 300 ciegos trabajando en las 118 tarimas autorizadas y otras actividades. 

Los compañeros están inquietos, porque nos avisaron que también quitarán puestos de las estaciones Zócalo, Guerrero, Garibaldi, Pino Suárez y Centro Médico, dijo el líder de los comerciantes.

Nosotros dejamos de vender dentro de los vagones del Metro porque nos ofrecieron los locales para que pudiéramos trabajar y ahora que nos sacan buscamos una alternativa, afirmó Ariel Ortega.

Los inconformes anunciaron que hoy realizarán otra movilización y “si no nos resuelven realizaremos un plantón indefinido”.