FTR pide a Infonavit reactivar subsidios al trabajador

La dependencia hace arreglos a casas abandonadas para su reasignación, pero no cubre las necesidades de los trabajadores, señaló el secretario de la FTR.

Reynosa

El Secretario de Organización de la Federación de Trabajadores de Reynosa, Juan Salvador Portillo Martínez, denunció que la "arregladita" que el Infonavit hace a las casas abandonadas para su reasignación no cubre las necesidades de los trabajadores.

Señaló que se ha detectado un gran número de defectos y fallas en la mayoría de los inmuebles que han sido rescatados para ser puestos nuevamente a la venta, y añadió que ante ello la FTR solicitó al Instituto se reactiven los subsidios al trabajador para la adquisición de viviendas.

"Se debe dar confianza a los cuentahabientes que tienen algunos adeudos para que éstos no pierdan su patrimonio, o que se hagan convenios que verdaderamente apoyen a la clase trabajadora, a quien ya tiene casa y esté en peligro de perderla", comentó.

Portillo Martínez, destacó que actualmente se hacen convenios pero donde el Infonavit nunca pierde, no sacrifica nada y siempre gana, ya que denunció que cuando estas casas las otorgan a las empresas, éstas las arrebatan, "luego las venden como si fueran nuevas, y dicen que con grandes descuentos pero en su mayoría, son viviendas que tienen ya muchos años construidas y totalmente distintas a una casa nueva", apuntó el dirigente obrero.

Añadió que ya la FTR trabaja para impulsar un convenio entre el Gobierno Federal con los gobiernos locales a fin de que esa vivienda no pase a las empresas y se revenda, sino que verdaderamente vaya a quienes la necesiten.

"La diferencia de precio entre una casa nueva y una usada no varía mucho, si tú dijeras es que me sale una vivienda usada al 50%", hasta yo me gancho, pero no es cierto, yo creo que no llegan ni al veinte por ciento, exhorto a quienes quieren o son candidatos a una vivienda que vean las dos situaciones y vean cuánto tiene de construida la vivienda que les están otorgando como recuperada, que ya de alguna manera fue vandalizada y que le dieron una 'manita de gato' para venderla", finalizó Salvador Portillo.