Influenza podría convertirse en epidemia en la región

Exhortan a la ciudadanía a reforzar los autocuidados; hacen llamado a vacunarse y acudir a consulta médica ante cualquier síntoma, aunque sea leve

Tijuana

A pesar de que los casos de influenza que se han registrado en los últimos días en la región no exceden los pronósticos de las autoridades de Salud, podrían convertirse en epidemia si la población no cumple con los cuidados pertinentes, aseveró Luis Alonso Villegas Cuervo, director municipal de Salud.

En entrevista por Milenio Radio, detalló que la influenza es una enfermedad endémica, es decir que se presenta con cierta frecuencia y tiene repuntes en ciertas temporadas, los cuales hay que controlar mediante prevención y vacunas.

Añadió que un brote endémico se convierte en epidémico cuando rebasa lo esperado, y reiteró que hasta el momento los reportes no rebasan la presencia de virus AH1N1 en comparación con temporadas anteriores.

Sin embargo, comentó que las autoridades contemplan que tarde o temprano pudiera haber un brote epidémico y se preparan para atenderlo. Mientras tanto, exhortan a la ciudadanía a reforzar los autocuidados, como lavarse las manos, alimentarse sanamente y evitar saludar de beso o de mano.

Villegas Cuervo hizo hincapié en que la vacunación es esencial para evitar los contagios y que debe ser universal, es decir, para todos los grupos de la sociedad, no sólo aquellos denominados "de riesgo".

Detalló que la vacuna disponible actualmente en los centros de salud del estado es trivalente e incluye distintos subtipos de influenza, incluyendo la AH1N1.

Mencionó que mientras recibir la vacuna no necesariamente implica que no se va a contagiar de la enfermedad, sí reduce notablemente la presencia del virus, y asegura una respuesta mucho menos grave a este padecimiento que el que tendría una persona que no la haya recibido.

Por último, instó a acudir a consulta ante síntomas como dolor de garganta, flujo nasal, fiebre o cuerpo cortado, aunque sean ligeros, ya que es difícil diferenciar cuando se trata de un resfriado común o un padecimiento más serio como la influenza.