Indispensable atender la problemática de suicidios en Vallarta

El CIJ menciona los factores que pueden llevar a que una persona decida quitarse la vida. 
las principales causas de los suicidios en los duranguenses se han identificado por problemas amorosos, soledad, entre otros.
De acuerdo a estudios realizados las mujeres son quienes más se deprimen. (Milenio/Archivo.)

Puerto Vallarta

La problemática del suicidio (21 en 2013), que se incrementa en estas fechas en Puerto Vallarta, preocupa sobremanera a las instituciones de salud, una de ellas el Centro de Integración Juvenil (CIJ), que al analizar la situación desde el aspecto psicológico considera que es muy alarmante porque “nos dice toda la sensación de vacío y ausencia afectiva que puede tener una persona”.

Así lo manifestó Beatriz Hernández Barrón, directora del CIJ local, quien subrayó que normalmente una persona que va a cometer un suicidio de alguna manera da muestras de su tristeza y desesperación, “es difícil pensar que alguien así, de la nada, se hubiera sentido frustrado y utilice un método de este tipo para sanar sus problemas”.

Por lo cual advirtió que desde ese aspecto psicológico, sí se debe considerar “primero que toda esa situación que hace que alguien se deprima, y en esta época influye mucho la nostalgia propia de la Navidad, a lo que se suma la falta de dinero en el momento en que se quiere demostrar el afecto a los familiares con un obsequio, pese a que mucho se ha hecho hincapié en que lo más importante son la convivencia y las relaciones afectivas, esto sobre cualquier cosa material”.

Esto, principalmente, entre las mujeres, de quienes se sabe por estudios que se han realizado, que son quienes más se deprimen y que mucho tiene que ver con las frustraciones que puede tener a  lo largo de su  vida, como el no haber logrado desarrollarse como persona, como mujer integral en todos los aspectos, además de tener que estar sometida siempre a normas y reglas sociales sin que tenga el gratificante necesario, inclusive sin recibirlo de su propia familia.

Sin embargo, destacó que otro punto importante que debe de ser tomado en cuenta es el hecho de que los suicidios hoy día se presenten a edades más tempranas.

“Muchas jovencitas y jovencitos incluso, han tomado estas alternativas, qué pasa, que la sociedad, la familia, no estamos brindando a nuestros ciudadanos y familiares el soporte necesario, percatarnos a tiempo de que ese hijo, esposa o esposo, tiene un problema y se está sintiendo solo, triste y desamparado”.

Advirtió que a pesar de que se hable de que Puerto Vallarta es todavía un lugar tranquilo y que brinda una mejor calidad de vida, ya comienza a tener sus factores de riesgo.

Inclusive refirió que hace algún tiempo en que se hizo un primer estudio básico de la comunidad, “de no contar con espacios recreativos y culturales que beneficien a la sociedad hoy en día se puede decir que ya se cuentan con algunos, pero no son suficientes o bien no se les da la promoción debida, a lo que se suman otras cuestiones como el tráfico intenso en algunas horas del día y el hecho de que la gente tenga un ritmo de vida más acelerado”.

Barrón Hernández advirtió que además ya se ha desatado una ola de delincuencia y homicidios que es importante tomar en cuenta para que tanto el Ayuntamiento en la parte que le corresponde como gobierno, y los ciudadanos “tomemos cartas en el asunto y hagamos algo para evitar que crezca y no nos convirtamos en una ciudad insegura o con toda esta gente deprimida que tenga que llegar al suicidio como una alternativa de solución”.

Finalmente, la directora del Centro de Integración Juvenil señaló que resulta vital que se inculque entre los jóvenes la afectividad, toda vez que si se llega a estos extremos es precisamente porque no se sienten queridos “y el que esté o no en este mundo a nadie le importa, no se siente que pertenezca a un grupo y que sea importante para este grupo el que exista y provoca que al no encontrarle sentido a la vida lo que busca es desaparecer, ya que siente que nadie lo entiende y tampoco nadie lo echará de menos”.