Proyectan albergue para personas sin hogar

Marcial Ávila, representante de la Asociación Civil "Dios es Clemente y Misericordioso" (YHVH JHANUN VERA JHUM, A.C.), busca brindar un espacio que proteja a los más necesitados.
En Lerdo, proyectan la creación de un albergue para indigentes, ancianos abandonados y enfermos mentales.
En Lerdo, proyectan la creación de un albergue para indigentes, ancianos abandonados y enfermos mentales. (Miguel Ángel González Jiménez)

Lerdo, Durango

La Asociación Civil "Dios es Clemente y Misericordioso" (YHVH JHANUN VERA JHUM, A.C.) cumplirá este diciembre 11 años de haberse conformado legalmente.

Su representante, Marcial Ávila, tiene dentro de sus proyectos crear un albergue destinado principalmente para indigentes, ancianos abandonados y débiles mentales, con la única finalidad de que en La Laguna exista un lugar totalmente gratuito para este sector de la sociedad en el olvido.

La cristalización de un sueño, concebido durante uno de los periodos más difíciles que ha vivido, significa para Marcial Ávila, poner en marcha este espacio de ayuda.

Junto con su esposa, buscan el mismo objetivo debido principalmente a que en La Laguna no existe un lugar de estas características, mientras que en la calle abundan personas que no tienen qué comer, vestir o calzar, así como muchos ancianos en total abandono.

Actualmente la Asociación que representa se dedica a brindar alimentos, así como servicios médicos y medicinas gratuitas, aunado a terapias psicológicas también sin costo, simplemente para los alimentos se destinan alrededor de 25 mil pesos mensuales para elaborar aproximadamente 2 mil platillos.

"Sin embargo van los domingos a darse golpes de pecho y a orar por los indigentes, cuando estos no quieren la oración, quieren comida en el estómago".

La mayoría del recurso lo aporta la familia, lo que hace que "Dios Es Clemente y Misericordioso" sea la "única asociación que realmente brinda ayuda totalmente gratuita", señaló.

La labor que encabeza, le ha traído como resultado 23 reconocimientos de carácter nacional, Estatal y municipal, entre los más importantes la Certificación por el Centro Mexicano para la Filantropía (CMEFI), siendo la primera organización duranguense en obtenerlo.

Para el mantenimiento de la asociación, el matrimonio destina cada una de sus pensiones además que también reciben apoyo económico de sus hijos.

Sin embargo, Marcial Ávila mencionó que se ha visto en la necesidad de vender las 6 concesiones de taxis que tenía, así como empeñar las medallas ganadas y hasta hipotecar una vivienda para lograr mantenerla.

"Nosotros queremos, antes que nada exista ese lugar en La Laguna, estamos decididos que si no podemos lograrlo, la casa que está hipotecada y que queda poco para pagarla, estamos a punto de dar la decisión de hacerla como albergue", manifestó.

Para Marcial es triste ver que los indigentes sean invisibles para la mayoría de las personas, que no piensan siquiera en la vida que llevan y en la que cayeron por diferentes circunstancias inesperadas.

La falta de interés hacia este sector de la sociedad también se refleja en la escasez de voluntarios, "pues son pocas personas que en verdad se une a este trabajo altruista, pues no les gusta ayudar a una persona que se hizo del baño en los pantalones".

Lo triste es que actualmente la sociedad tiende a ayudar más a los animales abandonados e invierten mucho dinero para pagar un veterinario, cuando bien se podría destinar a darle de comer a una persona que permanece sin alimento por días.

Inclusive comentó que hay muchas personas indigentes caminando descalzos en la banqueta, "mientras que muchos tienen más de 2 pares de zapatos que no usa".

"Sin embargo van los domingos a darse golpes de pecho y a orar por los indigentes, cuando estos no quieren la oración, quieren comida en el estómago", expresó.