CEDH investiga discriminación a etnias en SP

Mujeres mixtecas denunciaron al inspector que las retiró de la vía pública cuando vendían artesanías.

San Pedro Garza García

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) inició una investigación en torno al trato que recibió un grupo indígena de origen mixteco en San Pedro Garza García.

Vía comunicado, la institución manifestó que tras el caso dado a conocer por MILENIO Monterrey, en el que un funcionario retiró de la vía pública a dos mujeres indígenas y dos menores, el organismo tomó conocimiento y re­tiró la atención de las personas al área de Orientación y Recepción de Quejas.

Será la CEDH quien determine los pormenores de los hechos y evalúe el trato dado a los derechos humanos de los grupos en condición de vulnerabilidad, se indicó.

"Para la CEDH es prioritario el respeto, garantía y protección de los derechos humanos de los grupos en condición de vulnerabilidad.

"La Comisión Estatal de Derechos Humanos inició las diligencias preliminares ante la autoridad municipal para obtener información de lo sucedido y conformar el expediente de investigación", destacó la dependencia en el informe.

De acuerdo con informes extraofi­ciales del organismo, en primera instancia se podría identificar que el personal de San Pedro actuó a manera de amedrentarlas para evitar que vendieran en la vía pública. Sin embargo, se indicó que se tienen que armar las piezas de la investigación.

"En ningún momento el funcionario debió decirles que a sus hijas se las iba a llevar el DIF, eso no está dentro del marco, pero iniciaremos las diligencias para el seguimiento del caso", apuntó una fuente de la Comisión.

Momentos después del comunicado, el grupo de indígenas mixteco fue asesorado por personal de la dependencia y se les dieron indicaciones para interponer una queja por el trato del funcionario público de Ordenamiento e Inspección de San Pedro.

Ya en la dependencia, cerca de las 13:00, el grupo pasó a la o­ficina de quejas para rendir su declaración en torno al caso.

Al reporte con las autoridades, a manera de confi­dencialidad, no se permitió el acceso a los medios de comunicación.

Para el reporte, una familiar del grupo de indígenas mixtecos los acompañó para ser la traductora durante la queja.

"Nos tomaron la declaración (de lo que sucedió ayer) y nos dijeron que ellos les iban a dar seguimiento, que iban a guardar el o­cio y nos iban a decir cómo quedaron las cosas", comentó horas después de salir de la CEDH.

Aunque por la mañana responsables del departamento de Comunicación de San Pedro informaron que rendirían una postura en torno al caso por parte del secretario de Ayuntamiento, Bernardo Bichara, por la tarde se indicó que no se había concretado la hora y que se comunicarían después, lo que no ocurrió.