Pide IP no descuidar seguridad en Nuevo León

Aunque los índices van a la baja, los organismos intermedios solicitaron no relajar las medidas de seguridad, ya que no han regresado las condiciones de paz del pasado.
Sergio Anguiano, Darío Treviño Muguerza, Sandrine Molinard y Luis Fernando Gutiérrez informaron sobre los índices delictivos.
Sergio Anguiano, Darío Treviño Muguerza, Sandrine Molinard y Luis Fernando Gutiérrez informaron sobre los índices delictivos. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

Organismos como la Coparmex, Caintra y el Consejo Cívico advirtieron que "no hay que cantar victoria" con los índices de seguridad a la baja, ya que en el último año se relajó la seguridad y las condiciones de paz no han regresado como en el pasado.

Sergio Anguiano, representante de Caintra; Darío Treviño Muguerza, director de Canaco Monterrey; Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico; y Luis Fernando Gutiérrez, de Coparmex, dieron a conocer la mañana de este miércoles los índices delictivos y el balance del sexenio 2009- 2015.

Afirmaron que el incremento que tuvo la inseguridad en el estado durante el sexenio anterior indudablemente impactó en los resultados que la administración saliente entregó.

Con esto, agregaron, es importante hacer una revisión de los indicadores que tuvieron los delitos de alto impacto.

La tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes aumentó en un 27 por ciento, comparando el último año de Rodrigo Medina (2015) contra el último año de Natividad González (2009).

"El secuestro, durante el mismo periodo, aumentó un 70 por ciento, mientras que la extorsión tuvo un incremento de casi siete veces su proporción, llevando a nuestro estado del lugar 24 en incidencia de este delito hasta el tercer lugar nacional.

"Otro tema pendiente de la administración saliente son las desapariciones; según las cifras de CADHAC en Nuevo León se han registrado 975 personas desaparecidas desde el año 2009 a la fecha. Enfatizamos que, a pesar de que la percepción de seguridad en la entidad ha mejorado paulatinamente en el último par de años, Nuevo León no ha regresado a las condiciones de paz que vivimos en el pasado", mencionó Darío Treviño.

" No hay que cantar victoria", complementó Anguiano.

Por su parte, Gutiérrez señaló que en un análisis por tasa de 100 mil habitantes durante los últimos 56 meses del sexenio de Medina se presentaron en promedio 34 denuncias diarias por violencia familiar.

“A pesar de este promedio, existió un periodo en que mes tras mes se tenían cifras récord de denuncias, la más reciente fue en septiembre de este año, llegando a 2009 denuncias, es decir, 66.9 denuncias diarias”, expresó.

En tanto, Anguiano indicó que con el nuevo sistema de justicia se logró una disminución en el tiempo promedio que se requiere para interponer una denuncia. 

Mientras en 2013, un 32.7 por ciento de casos demoró entre una y dos horas, en 2014 esta proporción pasó a un 45.7 por ciento, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Víctimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2015. 

“A pesar de esta mejoría, existe aún un 24 por ciento que tarda más de cuatro horas en este proceso. También aumentó el número de personas que dijeron haber recibido un trato 'malo' durante su denuncia, pasando de un 20.2 a un 25 por ciento; mientras que quienes lo calificaron de 'muy malo' pasó del 10 al 13 por ciento". 

Molinard dijo que la corrupción se encuentra arraigada tanto en el gobierno como en la ciudadanía. 

“Para que la nueva administración estatal pueda revertirlo, es necesario predicar con el ejemplo. Según la Envipe 2015 la corrupción es el segundo rubro en 'Temas que generan mayor preocupación', con el 37 por ciento de menciones, sólo por debajo de la inseguridad".

Además, dijo que, en comparación con el estudio del año anterior, el Ministerio Público, la Procuraduría General de Justicia, Policía Ministerial y Policía Estatal, mostraron un incremento en sus niveles de percepción de corrupción.