Incumplen promesa de bajar intereses a San Pedro Net

La administración municipal sampetrina contempla pagar una tasa de interés de cerca de 13.9 por ciento por el proyecto, la cual se había dicho que iba a bajar.
El proyecto contempla la instalación de cámaras de video en las avenidas de San Pedro.
El proyecto contempla la instalación de cámaras de video en las avenidas de San Pedro. (Archivo)

Monterrey

Bajar los intereses altos del proyecto de San Pedro Net es una de las promesas que no ha cumplido el municipio de San Pedro Garza García.

Es una diferencia de cerca de 717 millones más, lo que la administración del alcalde Ugo Ruiz Cortés contempla pagar al tener una tasa de interés de cerca de 13.9 por ciento por el proyecto, lo cual se había asegurado que se iba a modificar.

La instalación de mil 300 cámaras de vigilancia junto el equipamiento, que está contemplado pagarse en 15 años, es lo que incluye este proyecto, y tendrá un costo de mil 165 millones de pesos, en lugar de los cerca de 450 millones si se liquidara de contado.

Desde noviembre, el edil sampetrino reconoció que se tenía que modificar el proyecto  y que se estaría buscando bajar en  varios puntos porcentuales los intereses que generaría adquirir a crédito este equipo, pero no aclaró cuánto se podría reducir en millones de pesos.

Esto no es lo único que se ha cuestionado en el caso de este proyecto que se inició desde la administración de Mauricio Fernández,  y el cual se constituye en dos etapas.

La primera  etapa se trató de la instalación de 500 cámaras en diferentes sectores del municipio, lo cual inició desde octubre de 2011.

La compra de los aparatos se le asignó directamente a la empresa Thousand International Companies (TICSA), con un costo de 175 millones 600 mil pesos, sin contar los intereses.

Incluso, en ese contrato se omitió otro costo no incluido inicialmente por 100 millones de pesos por el mantenimiento del equipo.

Los precios “inflados” y unos supuestos casos de prestanombres que utilizó la empresa ganadora son algunos de los cuestionamientos que se le hicieron a esta etapa.

La segunda, que inició desde el pasado noviembre, pero que oficialmente el municipio no la ha reconocido, se trata de la instalación de otras 800 cámaras, lo cual se le asignó a la misma empresa, y tendrá el costo de otros 272 millones de pesos.

El sustento de este proyecto se da con recursos propios del municipio, pero utilizando un esquema de una Asociación Público Privada, con una duración de 15 años.

San Pedro Net no es el único proyecto que el municipio contempló en este tipo de esquema, pues de la misma forma se adquirieron los parquímetros con la empresa San Pedro Meters.

Sin embargo, este proyecto fracasó y el municipio tuvo que recurrir a un endeudamiento por 72 millones de pesos para liquidarle el costo de los estacionómetros al particular.

Thousand International Companies (TICSA) es una compañía que se ha señalado por supuestamente ser creada por ex funcionarios del Gobierno Estatal de Natividad González Parás y operada con presuntos prestanombres, quienes, finalmente, y para sorpresa, la adquirieron en abril pasado.

Se trata de los hermanos Julio César, Rosy y José Luis Loyola Castillo, además de Juan Carlos Rangel Maldonado y Roberto Gabriel Santana Ramos, que aparece como representante de otra firma de venta de equipo de cómputo llamada Rehi Networks, SA de CV.

Aunque en un inicio se aseguró que la empresa se había seleccionado por seguridad y la preferencia de que se tuviera continuidad con la primera etapa, el edil también declaró que se buscarían opciones más económicas.