Incrementan un 40% ventas de algunos ambulantes en Parque del Refugio

Comerciantes esperan que en los próximos días más ciudadanos acudan a este espacio.

Guadalajara

Parece que la reubicación que sufrieron los comerciantes semifijos de los tianguis navideños ubicados anteriormente en los Jardínes de San José y de San Francisco fueron favorables, pues en su mayoría reportan un incremento de hasta 40 por ciento en sus ventas, en comparación con el año pasado.

Ahora que exponen y venden sus productos en el Parque del Refugio, los ambulantes aseguran que sus puestos se han visto más saturados de compradores durante los últimos dos días, por lo que esperan que en los próximos días, conforme los ciudadanos se vayan enterando de su existencia, acudan más. 

“A mí sí me está yendo bien gracias a Dios, mejor que en San Francisco, yo creo que un 40 por ciento me ha incrementado la venta y creo que es porque traigo novedad”, manifestó Evangelina Soto, vendedora de flores de nochebuena. 

Por su parte, la señora Rosa, comerciante de esferas y luces navideñas aseguró que sus ganancias también han reportado el mismo incremento, pero manifiesta sentirse inconforme con su ubicación ya que los rayos de sol le pegan directamente a su puesto y le preocupa que su mercancía se vea afectada. 

“Me va bien en ganancias, apenas me instalé hace dos días y ya veo mejora pero quiero ver como puedo recorrerme porque el sol me pega directo y con lo que vendo sí me preocupa que puedan tronarse las esferas o dañarse los focos”. 

Así como ellas, la mayoría de los comerciantes manifiestan sentirse cómodos con su reubicación, sin embargo hay unos pocos, alrededor de tres vendedores, sobre todo de árboles navideños, que aseguran no terminar de acostumbrarse a los espacios tan reducidos que tienen para exhibir su mercancía. 

“A mí no me está yendo bien, me ha bajado la venta como en un 30-40 por ciento, considero que es por el poco espacio que tengo para colocar los árboles y la gente no los puede ver en su frondosidad o altura”, explicó Arturo Marín, luego de afirmar que tuvo que rentar un local para guardar y vender mercancía.