Incosteable la cena de fin de año para los reynosenses

A pesar de que esta temporada suele ser de altas ventas para los comerciantes, este fin de año la falta de circulante y la dañada economía de la ciudadanía a mermado esta situación.
Santiago González Cavazos, Presidente de la Unión de Locatarios de la Central de Abastos en Reynosa
Santiago González Cavazos, Presidente de la Unión de Locatarios de la Central de Abastos en Reynosa (Milenio)

Reynosa

Lo anterior lo manifestó el contador Santiago González Cavazos enlace con los locatarios de la Central de Abastos en Reynosa.

Dijo que aunado a ello esta la perdida del poder adquisitivo y el incremento de hasta un 300 por ciento en algunos productos de consumo básico como son las frutas y verduras de esta temporada, las cenas de fin de año resultaran incosteable para los reynocenses.

"Normalmente las festividades de esta temporada son buenas para los comerciantes, mas sin embargo se ha visto afectada la economía de los consumidores por los incrementos de productos como lo es en verduras, en cárnicos, por ejemplo ahorita por las bajas temperaturas nos ha pegado mucho en el tomate, la cebolla, el chile todos estos productos se nos dispararon bastante la calidad bajo por la cuestión del exceso de frío y la humedad", explicó.

González Cavazos añadió que después de estar comercializando tomate de mas de 30 pesos actualmente se vende en 20 y 25 pesos por kilo, aunque dijo esto es temporal ya que ira bajando conforme pasen las bajas temperaturas.

"bueno pues si lo hablamos porcentualmente que hace unos meses había tomate de 5 o 6 pesos y ahorita esta a 20 pesos pues estamos viendo que su precio se triplicó prácticamente, mas sin embargo son situaciones transitorias", expresó el comerciante.

Por otro lado Santiago González dio a conocer que en cuanto a los productos cárnicos de temporada como el puerco han mantenido estable su precio entre los 35 y 40 pesos el kilo "lo cual es razonable si lo comparamos con el de la carne de res que anda entre los 80 y 90 pesos el kilo".

Cabe destacar que en cuanto a las ventas en ese mercado de abastos, comparadas con el mismo periodo del 2012, este año se registra una disminución de un 10 por ciento en forma general, que sólo es atribuible a la pérdida del poder adquisitivo de la ciudadanía.