Inactivan a alumnos del Centro Universitario de la Ciénega por adeudos

El Centro Universitario realizó un estudio en el que se detectó una deuda cercana a 7 millones de pesos por concepto de matrículas atrasadas de los alumnos.

Ocotlán

La preocupación es evidente entre los alumnos del Centro Universitario de la Ciénega de la Universidad de Guadalajara (UdeG) quienes fueron inactivados del Sistema Integral de Información y Administración Universitaria (SIIAU) por registrar adeudos de semestres anteriores y que no les había cobrado la Universidad.

Los profesores tienen hasta el 14 de diciembre para subir las calificaciones, sin embargo no lo pueden hacer porque  los estudiantes que mantienen un adeudo no aparecen en las listas finales. De una u otra forma, los jóvenes universitarios buscan el recurso que van de los 500 hasta los tres mil pesos para ponerse al corriente, algunos otros han solicitado una prórroga a la Secretaría Administrativa del CUCIénega.

“No son las formas de pedirlo, pero también ya paso la fecha y muchos estudiantes no han pedido su prórroga. Yo junté mil pesos y voy ir mañana a dar los mil pesos y a pedir una prórroga para en vacaciones juntar el resto. Si eres de Guadalajara y vives acá, se junta el mes de renta, mes de luz, en mi caso se juntó luz, renta, Internet y todos los pagos, aparte trasladarte no es nada barato” dijo Diego, estudiante que buscará obtener una oportunidad para realizar un pago en dos partes.

Algunos alumnos entrevistados por Milenio Jalisco, aceptaron que la Universidad está en su derecho en cobrar, sin embargo “aceptar que es nuestra culpa, pero es una forma muy drástica la que están haciendo por las fechas y el método que están utilizando de restringirnos calificaciones”.

El Centro Universitario de la Ciénega realizó un estudio en el que se detectó una deuda cercana a 7 millones de pesos por concepto de matrículas atrasadas de los alumnos. Tras el retraso y la falta de cobro por parte de la universidad, la Secretaría Administrativa tomó las medidas en las que se inactivaron 80 por ciento de los alumnos.