Impugnan licitación; se atrasan cirugías en IMSS

El delegado del IMSS en Jalisco aseguró que fue un problema “de gestión” lo que llevó a una mujer internada en el Ayala a esperar operación casi un mes.
Actualmente la compra de insumos en el IMSS Jalisco se hace de manera directa.
Actualmente la compra de insumos en el IMSS Jalisco se hace de manera directa. (Milenio)

Guadalajara

No hay situación de desabasto de insumos para realizar cirugías de traumatología y ortopedia en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sino un retraso debido a que las compras de ciertos materiales -como placas- se realizan por el momento de forma directa luego de que un proveedor cuestionó el proceso de licitación, argumentó el delegado en Jalisco, Marcelo Castillero Manzano.

Luego de la denuncia de Alejandra, madre de familia que pasó casi un mes internada en el Hospital Ayala esperando ser operada de una fractura de tobillo, el delegado del IMSS explicó que en su caso hubo un problema “de gestión”, por el cual no se hizo la compra específica de la placa que ella requería en forma más expedita. Mencionó que los primeros días, incluso los médicos esperaron a estabilizarla de un cuadro de hipertensión (presión arterial alta).

“Posteriormente, no es que no tengamos insumos, sino a la hora de la licitación uno de los participantes puso un escrito en la Contraloría (del IMSS) y la licitación se suspendió. Eso provoca una circunstancia de complicación para poder adquirir los insumos. Entonces los estamos comprando de forma directa”, apuntó Castillero Manzano en entrevista con MILENIO JALISCO.

“No es posible que un paciente se quede interno un mes para operarse. Tenemos los suficientes insumos para hacerlo, aquí era una cosa del contrato, de la licitación. Como esta delegación hace licitaciones de millones de pesos y la de insumos de Traumatología es una de las más caras, un proveedor pone un escrito, se cayó la licitación y no podemos comprar por los montos, pero compramos por paciente específico”, abundó el delegado, tras señalar que hubo un problema “de gestión” en el caso de Alejandra. De hecho, dijo que los administradores de los hospitales, también  tienen todo el apoyo para la compra de las placas, clavos o cualquier insumo que falte.

El entrevistado admitió que fue grave también que una paciente ocupara una cama de hospital sin ser operada, quitando la oportunidad de ingreso hospitalario a otro.

Marcelo Castillero destacó que en general la demanda de cirugías de Traumatología ha crecido no sólo en el Ayala, y es una de las especialidades donde el diferimiento para operaciones programadas –no urgencias- es mayor. Le sigue Oftalmología, si bien –hizo un paréntesis- aquí se logró bajar la presión gracias a una jornada especial que llevó a acabar el rezago en cirugía de cataratas, al realizar 300 operaciones en un fin de semana.

Para dimensionar la demanda, el IMSS Jalisco realizó 17 mil cirugías de Traumatología y Ortopedia en 2014, y en el primer bimestre de 2015 llegó a poco más de 1,900. Todos los hospitales regionales de Jalisco del Seguro Social las realizan, salvo operaciones de columna y algunas intervenciones de cadera, que se concentran en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente, por ser una unidad de alta especialidad, aclaró el delegado.

Por el momento, señaló, no se ha concretado convenios para subrogar operaciones, como hubo alguna vez con prótesis de rodilla. 

 Hospital Ayala está rebasado, prevén nueva sede

Ante las quejas de pacientes y familiares sobre la saturación, la poca higiene y las carencias que privan en el Hospital Ayala, Marcelo Castillero Manzano, delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, responde simplemente “es un hospital totalmente rebasado, en todos los aspectos, no nada más en la atención médica, sino en el aspecto logístico de dónde está, su ubicación en el centro de la ciudad y la saturación de población”. El entrevistado precisó que ya no hay lugar para ampliarse, y que cada remodelación ha reducido incluso su espacio. Anunció que se trabaja en un proyecto a largo plazo para poder sustituir este hospital.

“Estamos ya haciendo algunas peticiones, con el presidente municipal de Guadalajara, para ver la posibilidad de donación de algún terreno, para que en un futuro, no un futuro muy cercano, pero que al menos ya tengamos la parte territorial”, dijo a MILENIO Jalisco.

Por lo pronto este año se prevé mover de sitio la sala de espera y remodelar el laboratorio, pequeñas medidas para aliviar un gran problema, dijo.

El sexagenario Ayala

El Hospital Ayala fue originalmente el sanatorio del doctor Antonio Ayala Ríos, ilustre médico

Tras su muerte, bajo el impulso de su hijo Gabriel y un grupo de médicos amigos de don Antonio, el sanatorio se modernizó y adoptó el nombre del doctor Ayala. De 1947 a 1953 fue un hospital privado 

En 1953 el inmueble –ubicado en la calle de San Felipe entre Gregorio Dávila y Frías- es adquirido por el Seguro Social. Fue sede del IMSS Jalisco antes de que se construyera el Centro Médico Nacional de Occidente, luego se le antepuso el mote oficial de “Clínica 45” y después brincó a Hospital Regional de Zona. La gente le sigue diciendo “el Ayala”.

A seis décadas, el Hospital Regional de Zona 45 “Dr. Ayala” es uno de los hospitales con mayor derechohabiencia

Saturación, diferimiento, poca higiene y desabasto son señalamientos frecuentes

La delegación del IMSS Jalisco admite que la infraestructura del hospital ya es insuficiente, y se requiere sustituir su sede. Se trabaja en un proyecto a largo plazo para ello