Obreros de Altamira son enviados a EU

Empresas americanas requirieron de 2500 trabajadores, en su mayoría soldadores y paileros, señaló líder de los petroquímicos
Soldadores no pueden certificarse por altos costos.
Mano de obra calificada fue solicitada en estados americanos. (Jose Luis Tapía)

Altamira

El municipio de Altamira  y la federación exportaron 2,500 trabajadores de mano de obra calificada a Estados Unidos, para trabajar en estados como Texas, Nebraska, Luisiana, Carolina del Norte, donde hay un auge en la construcción de plataformas. Para el proyecto de Keppel deberán hacer uso de nuevos trabajadores, pues los experimentados no querrán regresar, pues allá ganan 8 mil pesos por semana.

Julio Alfaro, líder de la sección 204 del sindicato de Petroquímicos, explicó que empresas americanas estuvieron reclutando personal todo el año en el municipio de Altamira, y en un trabajo conjunto entre el sindicato de Petroquímicos y la federación, lograron enviar a 2,500 obreros, todos de mano de obra calificada, pues los que más estuvieron solicitando fueron soldadores y paileros.

Los trabajadores se fueron con visas de trabajo que consiguió el gobierno federal, y en promedio están ganando 8 mil pesos por semana, pues ganan por horas, y esperan que los proyectos se puedan extender hasta 3 años más.“Logramos mandar unos 2,500 trabajadores a Estados Unidos, hay un auge fuerte en la construcción de plataformas y estaban pidiendo muchos soldadores y la Federación les consiguió visas de trabajo y en este momento están allá y creemos que los proyectos se van a extender por tres años”.

Aseguró que no fueron los únicos obreros que lograron exportar pues enviaron otros 2,000 de mano de obra calificada a Coatzacoalcos, Veracruz, donde Mexichem construye un proyecto grande de la mano con Petróleos Mexicanos, prevén que ese proyecto también logre extenderse dos años.“Ahí deben estar ganando 5 mil por semana, pero las empresas que se los llevan además les ofrecen alojamiento y una comida, sus gastos son mínimos y les conviene el trabajo, ellos ganan menos de los que se fueron a Estados Unidos pero como les conviene mantenerse, creemos que ahí el trabajo se va a prolongar unos dos años y quizá contraten más personal”.

El líder de petroquímicos explicó que sin embargo el municipio tendrá que hacer uso de obreros nuevos, y va a tener que capacitarlos, para poder atender la demanda que tenga Keppel, por lo menos al principio, pues ven difícil que los trabajadores que están en Estados Unidos se quieran regresar.

Dijo que no descartan la posibilidad de que al principio tengan que traer mano de obra de otros estados, para poder satisfacer la necesidad, mientras logran capacitar y certificar a los obreros.“Pues no descartamos que al principio tengan que traer gente de fuera para poder cumplir con lo que Keppel está solicitando, mientras que capacita a los obreros que están aquí, pues se habla de que van a ocupar 4 mil, y no creemos que los que están fuera se quieran regresar”.