Implementan en Puebla violentómetro contra el bullying

Dentro de los planteles se busca determinar las zonas de violencia como salones de clases, áreas comunes como pasillos y jardines, baños y los alrededores de los centros escolares.
El violentrómetro establece alertas para determinar niveles de violencia.
El violentrómetro establece alertas para determinar niveles de violencia. (Foto: Jaime Zambrano)

Puebla

En las escuelas de Puebla comenzará a implementarse un violentómetro como parte de una estrategia para medir el grado de violencia al interior de las escuelas y tomar acciones para mejorar la convivencia escolar.

Dentro de los planteles se busca determinar las zonas de violencia como salones de clases, áreas comunes como pasillos y jardines, baños y los alrededores de los centros escolares.

El violentrómetro se basa en un esquema diseñado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN) en el que se establecen alertas para determinar en qué nivel de violencia se encuentra la convivencia escolar y, con ello, establecer líneas de acción a seguir.

Según el violentómetro, el nivel inicial de violencia denominado Atención comienza con bromas hirientes, seguido por chantajes, mentiras y engaños. El violentómetro advierte que una vez que inicia la violencia puede aumentar.

El segundo nivel se denomina Cuidado, contempla amenazas y acciones de intimidación, destrucción de artículos personales, manoseos, caricias agresivas, golpes "jugando" y empujones.

Dentro del tercer nivel, el más crítico, denominado Alto, aparecen cachetadas, amenazas con armas, forzar a una relación sexual, abuso, violaciones, mutilaciones y asesinatos.

El acoso escolar, problema que también es conocido como hostigamiento escolar o bullying, es una realidad que se vive en el país y de la que Puebla no esta exenta, destacó el titular de la SEP, Jorge Benito Cruz Bermúdez.

De acuerdo con la dependencia, el violentómetro forma parte de la Estrategia Estatal para Promover la Convivencia Escolar en la que se contempla la participación de alumnos, padres de familia y docentes.

El programa se compone por seis ejes de acción: el primero consiste en atender los problemas de violencia escolar en planteles de municipios con más reportes de violencia escolar, entre ellos, Puebla, Huauchinango, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, San Andrés Cholula y Chignahuapan.

La distribución de violentometros forma parte del segundo eje para conocer el grado de violencia; en tercer lugar se propone la organización de congresos y plásticas; y en cuarto lugar se busca que los Consejos Técnicos Escolares se encarguen de las estrategias de difusión.

En el quinto eje se estableció sumar a los planteles de educación media con el objetivo de evitar agresiones en el nivel medio; y por último, se establece a la línea Educatel, 01 800 714 7108, como principal medio para recibir denuncias, quejas y dudas.