Conductores ignoran carriles exclusivos para ciclistas

En un recorrido hecho por MILENIO Monterrey se pudo constatar que el proyecto de movilidad en la avenida Ocampo no es respetado por los automovilistas. 
En el piso sí hay delimitación de carriles, pero son ignoradas por los conductores.
En el piso sí hay delimitación de carriles, pero son ignoradas por los conductores. (Foto: Ricardo Alanís)

Monterrey

Aunque el municipio de Monterrey implementó un proyecto de movilidad en la avenida Ocampo, que contempló espacios para el peatón y carriles para los ciclistas, éstos últimos siguen siendo ignorados por los automovilistas y por el propio Ayuntamiento.

Mediante un recorrido por el tramo que recién se inauguró de Ocampo, que corresponde de Galeana a Zaragoza, se constató que el proyecto de modernización con aplicación de movilidad urbana por parte del Instituto Municipal de Planeación de la Ciudad (Implanc), incluyó ampliar las banquetas, crear dos carriles para bicicleta y dejar tres carriles para circulación vehicular; sin embargo los ciclistas siguen sin tener espacio, ya que aunque cuentan con ello, no es respetado por los conductores.

Se observó que del carril izquierdo de Ocampo se crearon dos carriles de bicicleta, y a pesar de que hay señalamiento suficiente, fueron colocados con vista contraria a los automovilistas, es decir, sólo lo observan los ciclistas si circulan de oriente a poniente, por lo que cientos de vehículos pasan diariamente por ese espacio prohibido para el automóvil.

Sin embargo, en el piso sí hay delimitación de carriles, algo borrosas ya, pero existen, y son ignoradas por quienes van en coche.

"Así es, no respetan el área de bicicletas, sí está pintado y con señalamientos, pero no hacen caso, la gente como quiera pasa en sus carros, y les vale si llega a pasar una bicicleta, por lo mismo nadie quiere andar en bicicleta por aquí, porque seguro te atropellan, es muy peligroso andar por aquí, a menos que vengas en carro.

"Estaría bien que respetara la gente, porque también los que no tienen carro y tienen bicicleta, tienen derecho a circular, pero no creo que hagan caso", expresó Genaro Ortiz, empleado de una cafetería del centro de Monterrey.

El tiempo que MILENIO Monterrey permaneció en el lugar no se observó que circulara ningún ciclista, se desconoce si es por el riesgo que representa o porque no existe la cultura para ello.

Esos carriles exclusivos para bicicleta también son utilizados como estacionamiento provisional para carga y descarga por parte de empleados y proveedores de un hotel.

Aunado a estas anomalías se suma la de los agentes de Tránsito de Monterrey, que aunque continuamente están en Ocampo y Zaragoza, no aplican infracciones a los automovilistas por invadir el carril exclusivo para bicicleta.