“Recorridos por la Huasteca son una gran experiencia”

Pasar sobre el majestuosos puente Tampico en su bicicleta, es sin duda una experiencia inolvidable, afirma Imelda Huerta.
El ciclismo de aventura se ha convertido en el pasatiempo de varias personas de la ciudad.
El ciclismo de aventura se ha convertido en el pasatiempo de varias personas de la ciudad. (Sergio Sánchez)

Tampico

Las distancias parecen largas, pero con  la bicicleta son más cortas, afirma Imelda Huerta, una joven deportistas que se ha unido a un nuevo grupo con un solo fin en común, hacer recorridos largos por la Brecha Huasteca.

Explica que por cuestión de horarios y las ganas de otros compañeros de hacer recorridos en los “caballos de acero”, nació un nuevo grupo de ciclistas para tomar una nueva aventura en la zona norte de Veracruz.

“Tenemos un nuevo grupo, la idea es conocer otros sitios que están ligados a Tampico y que también forman parte del escenario natural y puntos turísticos”.

Comenta la atleta que antes de salir a cualquier lugar, se estudia bien las rutas que habrán de seguir, esto como medida de seguridad y no perderse en los largos recorridos.

“Antes de salir consultamos en un mapa los lugares que visitaremos; en nuestro primer recorrido pudimos asistir al Solito, éramos un grupo de aproximadamente 20 compañeros, fue una experiencia muy padre, porque primero nos reunimos en la Unidad Deportiva los domingos, se checa que todos traigan su casco, su hidratación, sus luces reflejantes esto para tener mayor seguridad en las calles que recorremos; de ahí cruzamos el puente Tampico con rumbo a los puntos antes trazados”.

Dice que una vez que llegan al lugar, se toman un tiempo para descansar y después de varios minutos trepan de nueva cuenta sus bicicletas y emprender el regreso.

“El regreso no lo hacemos por el mismo lugar, previamente vemos que rumbo tomar y así lo hacemos. Visitar la Ribera, Tampico Alto, El Solito, ha sido una gran experiencia, sobre todo cuando hacemos la ruta sobre la brecha huasteca, un lugar muy tranquilo donde el paso de los automóviles es menos y menor el riesgo de accidentes”.

Imelda Huerta, subraya que pasar sobre el majestuosos puente Tampico en su bicicleta, es sin duda una experiencia inolvidable, “antes solo era posible pasar el puente en automóvil, ahora lo hacemos en las bicicletas, es todo un reto porque primero la cuesta arriba es extensa y después del esfuerzo viene la pendiente hacia abajo, ahí debemos tomar todas las precauciones, no caer en el exceso de velocidad pues puede haber consecuencias lamentables”.

Mientras se llega el fin de semana, la atleta junto a su nuevo grupo, hacen el trabajo de logística para dar una nueva rodada por la zona norte del estado de Veracruz.