Ignora IMSS Norma Oficial sobre donación de sangre

Los homosexuales y personas con tatuajes, entre otros, son discriminados por los hospitales del Seguro Social, a pesar de que en el año 2012 se modificaron los lineamientos.
Entre los requisitos para la donación de sangre aún viene no homosexuales.
Entre los requisitos para la donación de sangre aún viene no homosexuales. (Daniela Mendoza Luna )

Monterrey

A más de 14 meses de haber sido eliminada de la Norma Oficial Mexicana para donación de sangre la limitación a "hombres homosexuales", el Instituto Mexicano del Seguro Social y sus hospitales en Nuevo León siguen conservando la excepción.

En diciembre de 2012 quedó sin vigencia la Norma Oficial Mexicana que establecía una prohibición explícita a donadores con dicha orientación sexual.

En su lugar, la nueva norma "Para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos" limita la donación a "quienes mantienen prácticas sexuales de riesgo", sin especificar preferencias.

Evidencia allegada a MILENIO Monterrey muestra cómo algunas clínicas como la número 17 del Instituto Mexicano del Seguro Social, todavía manejan expresamente esta prohibición entre sus requisitos.

El lineamiento 8 destaca puntualmente: "No ser drogadicto, homosexual o bisexual", contraviniendo la norma que fue elaborada en su momento por un equipo de dependencias que incluye a la Secretaría de Salud federal, el Centro Nacional para la Prevención y el control del VIH/sida (Censida), las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina, el IMSS, el ISSSTE, Pemex, la Cruz Roja Mexicana, entre otras.

La norma en vigor precisa lo que se refiere a una conducta sexual de riesgo como "aquella en la que ocurre contacto o traspaso de sangre, secreciones sexuales u otros líquidos corporales de personas que pudieran tener infecciones transmisibles, con sitios del cuerpo de otra persona a través de los cuales el agente infeccioso pudiese penetrar", esta no es privativa de los homosexuales y hombres que tienen sexo con otros hombres.

Las reglas fueron cambiadas para garantizar la cobertura universal de sangre y promover la cultura de donación gratuita y voluntaria, y reconoce la necesidad de actualización tomando en cuenta los estándares internacionales.

Con sus "prohibiciones", el IMSS en Nuevo León deja fuera no sólo a este grupo de personas, sino también descarta en el punto 9 a las mujeres que estén en su periodo menstrual y en el 10 a las personas que tengan tatuajes; ninguna de las cuales está contraindicada.

La norma sí señala en su punto 4.5 que el responsable sanitario de un banco de sangre o de un servicio de transfusión deberá vigilar que las actividades relativas a la disposición de sangre y componentes sanguíneos se lleven a cabo:

"En condiciones de máxima seguridad, bienestar y respeto para los donantes, los receptores, el personal de salud, voluntarios y visitantes. Estas condiciones deberán mantenerse en los puestos de sangrado, así como en las colectas externas que lleve a cabo un banco de sangre o un puesto de sangrado...".