Cantera lagunera enmarcará remodelación de iglesias

La primera capilla católica en Madero, Coahuila se instaló en el Ejido Porvenir en 1895, por lo que los creyentes celebran el 120 aniversario, con la remodelación de la Iglesia del Sagrado Corazón.
Iglesia del Sagrado Corazón.
Iglesia del Sagrado Corazón. (Sergio Enrique Guajardo Adame)

Francisco I. Madero, Coahuila

La primera capilla católica se instaló en el Ejido Porvenir en 1895, donde se venera a San Miguel Arcángel, por lo que los maderenses celebran el 120 aniversario, con la remodelación de la Iglesia del Sagrado Corazón.

“Estamos cumpliendo 120 años de la primer capilla, luego la sede parroquial se cambió a la cabecera municipal en el año de 1943, su característica es que presenta un altar de cantera y se veneran la reliquias del laico San Manuel Morales”, explicó el párroco Roberto Chávez Casillas.

“Tengo entendido que en Francisco I. Madero sólo existía la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, era donde está el salón parroquial, cuando el padre Alejo la traslada para acá construyen la Iglesia como actualmente la conocemos”.

En el mismo año 1943 el Obispo Don Fernando Romo Gutiérrez, la bendice y queda como sede parroquial.

Las pinturas están a cargo de un artista lagunero el sacerdote Ramón Vázquez, que es el párroco de Cristo Rey en la ciudad de Gómez Palacio.

La característica en su estructura, es uniforme conforme a la de San Pedro, Matamoros, que van por esa época. Internamente el Sagrado Corazón de Jesús inicia con ser una iglesia moderna, juega mucho el mármol que es el material de La Laguna, pero no el mármol en forma rústica sino el pulido, ya trabajado.

La imagen del Sagrado Corazón fue traída desde España, ahora en estos últimos tres años ha sufrido el altar una remodelación y se está aplicando cantera.

“Valoramos el trabajo de los cantareros que se han instalado en La Laguna, ya que provienen del sur del país y se está haciendo la remodelación”.

Las pinturas están a cargo de un artista lagunero el sacerdote Ramón Vázquez, que es el párroco de Cristo Rey en la ciudad de Gómez Palacio.

Él ha realizado las pinturas de la Virgen de Guadalupe y de San José y del mártir San Manuel Morales y falta la de San Juan Pablo II.

La otra característica de esta capilla es la veneración pública de la reliquia de San Manuel Morales, un mártir mexicano de Chalchihuites, Zacatecas.

Este mártir mexicano, fue canonizado por el Papa Juan Pablo II en el Vaticano en el año 2000, en 2012 consagran una parroquia dedicada a él en la ciudad de Bogotá, Colombia.

En México no se le ha dedicado una parroquia en su honor, en el lugar de su nacimiento hay un espacio que no ha terminado de concretarse, con los cuatro mártires que son originarios de ese lugar y se busca instalar un santuario.