Arzobispo dice respetar el matrimonio igualitario

El prelado, José Antonio Fernández Hurtado, manifestó que las preferencias sexuales diferentes no son motivo para segregar o condenar a nadie, pues la familia es la doctrina de los católicos.
José Antonio Fernández Hurtado, arzobispo de Durango.
José Antonio Fernández Hurtado, arzobispo de Durango. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

El arzobispo de Durango, José Antonio Fernández Hurtado, habló sobre el tema de las uniones igualitarias en la entidad y el fallo del máximo tribunal de México al respecto.

"La postura de la iglesia es de respeto a las instituciones, es decir, se respeta porque hay diferentes maneras de pensar, de ser, pero como hay esa libre expresión, la iglesia siempre es a favor de la familia, del hombre y la mujer pero es respetuosa de las diferentes formas de ver la vida", apuntó.

"La iglesia respeta a todos los seres humanos, sus condiciones o creencias y no condena a nadie por tener o pensar de manera especial".

Fernández Hurtado agregó: "tenemos esa posición de respeto a las decisiones de las instituciones como la Suprema Corte, pero también nosotros tenemos razones científicas, antropológicas para decir, la iglesia sigue luchando por el matrimonio y la familia", detalló.

Cuestionado sobre cuál es el sentir o pensar de la iglesia frente a las personas que tienen preferencias sexuales distintas, el arzobispo de Durango reiteró que su posición es de respeto.

"Esto lo ha estado manifestando mucho el Papa, debe haber respeto, no hay una condena ni mucho menos, sólo respeto, la iglesia tiene que manifestar su doctrina, que es la familia, pero de ninguna manera a estas personas se les segrega o señala".

Subrayó que el catolicismo sostiene el respeto hacia pensamientos, personas o instituciones "porque cuando hay respeto, las cosas funcionan mejor", dijo el arzobispo de Durango.