La iglesia esperará conversión de narcotraficantes: Salomé Lemus

El padre dijo que  el hecho de que ellos pidan por la conversión de estos, no significa que no deban de rendir cuentas al encontrárseles culpables de sus acciones.
El rector de la Catedral Metropolitana invitó a donar.
El rector de la Catedral Metropolitana dijo que no solo esperan el arrepentimiento de los narcotraficantes sino de todo aquel que haya pecado. (Archivo)

León, GTO.

El Obispo auxiliar, Juan Frausto Pallares pidió durante la misa de hoy que los narcotraficantes se convirtieran a Dios, ante lo que el rector de la Catedral Metropolitana, aseguró que la Iglesia los perdona sin dejar de pedir que paguen sus crímenes.

"Efectivamente mencionó por su nombre a estas personas (narcotraficantes) que de esa manera tienen conductas muy antisociales y claro que la Iglesia siempre esperará su conversión", dijo el padre José Salomé Lemus, rector de la Catedral Metropolitana.

Sin embargo aclaró que el hecho de que la Iglesia pida por la conversión de los narcotraficantes, no implica que dejen de pedir que se les aplique la ley.

"El hecho de que pidamos por su conversión no quiere decir que no tengan que rendir cuentas al encontrárseles culpables de sus acciones, una cosa es la misericordia y el perdón pero también es necesario que se haga justicia".

Y agregó que la Iglesia no sólo espera la conversión y el arrepentimiento de los narcotraficantes, sino de todo aquel que haya pecado.

"Nuestro señor tiene confianza en cada uno de sus hijos y cualquier actividad que desempeñemos en el mundo, sean legales o ilegales, todos tenemos la posibilidad de convertirnos".

También se le cuestionó sobre el hecho de que los narcotraficantes aportaran con grandes cantidades de dinero a la Iglesia como símbolo de enmendación de sus culpas, ante lo que el rector de la Catedral afirmó que son hechos aislados.

"Nadie que dé alguna ofrenda a la Iglesia, incluyendo a estas personas, debe de pensar que de esa manera lava sus culpas, es como si se quisiera sobornar a nuestro señor diciendo por un lado 'déjame hacer esto que al cabo después te devuelvo un poquito de lo que me das', son acciones que nuestro señor no puede tener en cuenta".

Y para estas épocas decembrinas anheló que hubiera paz en la ciudad y los leoneses se preparara como 'y misioneros con un corazón limpio'.

"Que haya paz y armonía en la sociedad, en las familias y en los barrios, que estas fechas no se aprovechen para hacer acciones delictivas, para perjudicar a los demás".