Identifican con ADN cadáver trasladado por error a Ciudad Juárez

La PGJE identificó el cadáver que meses atrás reconoció como el de Ana Luisa Hernández y envió de Mexicali a Ciudad Juárez por equivocación
Identifican con ADN cadáver trasladado a Juárez equivocadamente
(Especial)

Tijuana

Después de casi cinco meses fue identificado el cadáver de una mujer localizada en Mexicali y luego sepultada en Ciudad Juárez, al ser reconocida equivocadamente por la Procuraduría de Justicia en Baja California como Ana Luisa Hernández Hinojosa.

Esmeralda es el verdadero nombre del cuerpo calcinado que autoridades de Mexicali entregaron a la familia Hernández Hinojosa en diciembre pasado, y no el su hija Ana Luisa, quien después del supuesto homicidio, apareció viva en un centro de rehabilitación en Tecate.

El coordinador de la Subprocuraduría Contra la Delincuencia Organizada en el estado, Roberto Lozano, confirmó que hace unos días recibieron los resultados de las pruebas de sangre, por lo que aseguró continuarán con la investigación.

Sobre José Manuel, la ex pareja de Ana Luisa, quien confesó ser el presunto asesino, Lozano explicó que la fiscalía aún trabaja recabando pruebas en su contra, a pesar de que el abogado defensor pidió cancelar la investigación.

"Ellos solicitaron el sobreseimiento del expediente, bajo el argumento de que no era la occisa por la cual lo estaban procesando, más sin embargo (sic) la juez de garantías el día de hoy determinó que continuará en prisión...no era el cuerpo pero si había un homicidio", informó.

El subprocurador detalló que trabajarán en el caso hasta mayo, la fecha límite, de acuerdo con el plazo que marca el nuevo esquema de Justicia Penal.

En diciembre pasado, la fiscalía identificó a Ana Luisa, luego de que su madre reconoció el cadáver en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Mexicali, además de contar con la confesión de José Manuel y la declaración de un testigo.

De acuerdo con el Diario de Juárez, el cuerpo de Esmeralda continua sepultado en el panteón San Rafael de esa ciudad, pero, a diferencia de diciembre y enero, cuando tenía una cruz y flores, ahora luce en total abandono.

Tras el error en la identificación del cadáver, otro caso semejante fue denunciado este mes, en el que el cuerpo de un hombre fue entregado a una familia de Mazatlán, Sinaloa por equivocación en mayo pasado.