Iconia “ofende a la inteligencia” de la sociedad, advierte Curiel

El investigador de la UdeG lamenta que no haya cambios en la política de favorecer a entes privados con patrimonio público.

Guadalajara

La vuelta a las andadas del proyecto Puerta Guadalajara, ahora conocido como Iconia, demuestra la creciente tendencia de los gobiernos a ausentarse del tema de las políticas públicas y ver legítimo la cesión del patrimonio para negocios privados, advirtió el investigador y académico de la Universidad de Guadalajara, Arturo Curiel Ballesteros.

“Cuando supe la noticia hace más de un mes, lo interpreté como un indicador más de que los gobiernos cada vez están más ausentes en términos de políticas públicas y cada vez más juegan el juego de la privatización con costos muy altos en términos del bienestar local”, puso en relieve en un texto enviado a MILENIO JALISCO.

“También me hizo recordar a Benito Juárez en uno de sus discursos de toma de posesión que declaró que ser gobernante es tomar el patrimonio de la gente con el mandato de protegerlo y acrecentarlo, y me doy cuenta que este es un acto totalmente en contrario que un terreno que es propiedad del municipio -que entiendo que es un terreno de propiedad de la gente actual y futura- se done para un proyecto privado, empobreciendo el patrimonio público de Guadalajara”, puso en relieve.

Además, “me pareció ofensivo a la inteligencia social que se diga que se va a mantener lo ‘público’ con algunas construcciones  y acciones que no abonan al bienestar de la gente  y menos de la zona norte de la ciudad, donde la violencia cada vez se manifiesta con mayor presencia”.

A su juicio, “es una tragedia que en este momento que Guadalajara esta teniendo tasas de crecimiento negativas, el presidente municipal este más preocupado por ver como mete gente al municipio, en lugar de aprovechar para concebir una ciudad más sustentable y relance una ciudad con una serie de ventajas competitivas en términos de bienestar”.