Agregarán IVA a comida rápida

El SAT determinó que a partir del 1 de julio alimentos como burritos, emparedados, hotdogs, pizza y hasta los tamales que las tiendas de conveniencia y supermercados venden, estarán gravados.
La disposición entra en vigor a partir del 1 de julio.
La disposición entra en vigor a partir del 1 de julio. (Archivo )

Monterrey

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) determinó que a partir del 1 de julio los productos refrigerados como burritos, emparedados, hotdogs, pizza, guisados y hasta los tamales que las tiendas de conveniencia y supermercados venden, estarán gravados con el 16 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

En el decreto emitido por el SAT, añade que se aplicará en estos productos que se venden al público en general y que se encuentren en refrigeradores o en el área de comida rápida de las tiendas de conveniencia o de autoservicio como Oxxo, Seven-Eleven, Círculo K, Walmart, Soriana, HEB, entre otros.

Gonzalo Ávila, asesor fiscal, consideró que esta medida no es sólo recaudatoria, sino que desencadenará una mayor inflación, y añadió que afectará a todos porque anteriormente estos productos tenían una tasa cero.

Dijo que estas medidas se establecen a través de un decreto publicado el pasado 16 de junio.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) argumenta en la publicación DOF que el impuesto se aplica debido a que estos alimentos pueden prepararse por el propio consumidor o ser consumidos sin necesidad de someterse a otro proceso adicional.

"Este criterio va a impactar a una gran mayoría de la población porque se agregará este impuesto (IVA), lo que se traduce el valor de los productos, porque la gente por la mañana llega a una de estas tiendas de conveniencia y desayuna ya sea un burrito, o unos tacos o gorditas o tamales lo que le significará una merma en su poder adquisitivo", indicó el especialista.

Dado que hay muchos criterios a interpretación, qué sí y qué no, así la autoridad está aclarando que estos alimentos serán gravados con el IVA.

Gonzalo Ávila mencionó que el Gobierno Federal había prometido que no habría más impuestos, pero aunque estos son aclaraciones que hace la autoridad fiscal en cuanto a interpretaciones, se consideran más impuestos a pagar.

"Tal parece que todos los nuevos impuestos se harán vía decreto o cambios de reglas", advirtió el especialista.

Reiteró que este impuesto se aplicará en dichos productos que se venden al público en general y que se encuentren en refrigeradores o en el área de comida rápida de los establecimientos.

La medida aunque ya estaba contemplada desde la reforma a la ley del IVA de 2013 cuando se determinó que las tiendas de conveniencia que procesaban alimentos caían en una práctica fiscal indebida al no gravarlos con la tasa de 16 por ciento y mantenerlos con tasa cero de todas maneras sorprendió y fue calificada como un aumento a la fiscalización.