IP acepta 'tregua', si se detiene Monterrey VI

Alberto Fernández, presidente de Coparmex, exigió iniciar un diálogo con las organizaciones civiles para solventar cuestionamientos y dudas con relación a Monterrey VI.
Alberto Fernández, presidente de la Coparmex, dijo que aceptan la 'tregua' cuando el proyecto de Monterrey VI se cancele.
Alberto Fernández, presidente de la Coparmex, dijo que aceptan la 'tregua' cuando el proyecto de Monterrey VI se cancele. (Carlos Rangel )

San Pedro Garza García

Cámaras empresariales y organismos de la sociedad civil de Nuevo León aceptaron dejar de hablar públicamente del proyecto Monterrey VI, siempre y cuando se detengan las obras del acueducto.

La decisión fue dada a conocer luego de que el director del organismo, Emilio Rangel Woodyard, pidiera una "tregua" a las organizaciones para dejar de hablar del tema en público en temporada electoral.

Al afirmar que Monterrey VI es un proyecto con muchas dudas, Alberto Fernández, presidente de la Coparmex Nuevo León, solicitó parar las obras hasta que se dé una solución a más de 15 inconsistencias.

"Nos encantaría que paren el proyecto y dejemos el tema como 'un tema político', pero no es aceptable que un proyecto de esa magnitud con tantos cuestionamientos nada más nos quedemos todos callados.

"Les decimos sí a la 'tregua' cuando paren el proyecto, pero no podemos seguir con el proyecto Monterrey VI y que nos quedemos todos callados", apuntó.

Según Fernández, las autoridades estatales han incumplido con 15 aspectos basados en la Ley de Asociaciones Público Privadas; la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente; la Ley General de Cambio Climático; así como con la Ley General de Desarrollo Forestal y Sustentable.

"Estamos haciendo una exigencia que se clarifique (...) este es un tema donde hay muchos cuestionamientos en el proceso legal, en el proceso de asignación a una compañía como es el caso de Higa que está en tantos casos de presunta corrupción a nivel federal, no es aceptable que no nos sentemos a por lo menos dialogar y estar convencidos.

"Lo que queremos es estar seguros si hay agua o no hay agua, de la demanda, de estos puntos legales y una vez que se tenga concluido si se tiene que volver a iniciar el proyecto, que se inicie", refirió Fernández.

Al asegurar que no pararán en hacer valer su opinión, manifestó que se exigirá continuamente que no se continúe con el proyecto con tantos cuestionamientos.

"Queremos empezar de manera cordial en este caso que nos respondan a estos 15 puntos, y queremos entender a fondo estas presuntas irregularidades antes de entrar en litigio legal", apuntó.

Por su parte, Daniel Butruille, consejero de Evolución Mexicana, manifestó que en la nueva Ley de Aguas Nacionales que se está "cocinando" en el Congreso, se está contemplando una figura que de aprobarse beneficiaría a Grupo Higa, ya que al trasvasar el agua del Pánuco a la presa de Cerro Prieto ellos serían los dueños.

"Vayamos un poco más allá de las inconsistencias del proyecto Monterrey VI, para ver lo que se está preparando detrás de eso que es una revisión profunda a la Ley General de Aguas del país", apuntó.

En la rueda de prensa estuvieron también Sandrine Molinard, representante del Consejo Cívico; Cosijoopii Montero, de Reforestación Extrema; así como Malaquías Aguirre, presidente de Vertebra.