Piezas del INAH no volverán al museo de Altamira

Las más de mil 800 figuras arqueológicas que fueron retiradas del inmueble a una casa de seguridad en el municipio serán expuestas en la nueva Casa de la Cultura, mientras que el recinto se ...
Ya no hay acceso a lo que era el museo.
Ya no hay acceso a lo que era el museo. (Yazmín Sánchez)

Altamira

La humedad acabó con el museo "José Reyes Meza" que se encuentra bajo el kiosco de la Plaza Constitución en el municipio de Altamira, ya que esta condición impide el resguardo adecuado para las mil 800 piezas prehispánicas que se exponían en el lugar.

El regidor Roberto Raya Espinoza, informó que por esta razón las piezas serán trasladadas a la nueva Casa de la Cultura en el municipio y el recinto será utilizado solo como un centro de exposición de diversas artes, para que siga siendo atractivo hacia los turistas y a la misma población.

"Hay un proyecto que presentaremos, puede ser para la exposición de obras literarias, pinturas o instrumentos musicales, porque la verdad ya no es apto para tener piezas arqueológicas ahí, más que nada por la humedad, por eso las piezas se van a trasladar hacia un lugar seguro".

El también presidente de la Comisión de Cultura en el cabildo, expresó que actualmente se encuentran formulando el proyecto ejecutivo con apoyo de otras dependencias municipales, para presentarlo ante la primera autoridad y que se pueda aprobar.

"Hay mucha gente involucrada para lograr el objetivo que mencioné, entre ellos nosotros como regidores de la comisión, aún no se puede especificar un monto de inversión o para cuándo pudiera estar funcionando, porque primero debemos terminar el proyecto y entregarlo al alcalde".

Hasta el momento no se ha contemplado solicitar la participación de la iniciativa privada, debido a que se espera contar con los recursos propios del municipio o en su debido caso, con aportaciones de nivel estatal o federal.

"En la planeación veremos si existe la necesidad de mejorar el aspecto de la plaza, para que sea una obra integral y acorde al embellecimiento que se le espera dar al municipio", destacó el edil altamirense.

Agregó que en caso de materializar este concepto, también se podrá promover como un nuevo atractivo turístico, que permita atraer a familias y personas interesadas en el tema cultural hacia la zona sur de Tamaulipas.

Cabe señalar que fue en octubre del 2013 cuando el museo fue reabierto después de seis años de haber permanecido cerrado, sin embargo se encontraba con una inundación de medio metro a causa de las lluvias presentadas con anterioridad.

En este sentido, la corporación de Bomberos local tuvo que intervenir para desfogar el agua de este lugar, en donde afortunadamente ya no se encontraban las piezas arqueológicas, y por ende no hubo pérdidas valiosas.

Dichos vestigios ya no estaban en el lugar porque en el año 2008 fueron trasladados a una casa de seguridad en la zona centro de Altamira, contando con el apoyo en aquel entonces del agrupamiento de la Policía Metropolitana del municipio.

La Dirección de Cultura en esa administración, informó que todos los procedimientos se hicieron en coordinación con los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para que se efectuara conforme a los procedimientos ya establecidos y evitar que se dañaran las piezas.