INAH niega haber permitido entubación de agua en Parras

Francisco Aguilar, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Coahuila, señaló que no se ha presentado el proyecto ante esta instancia.
Francisco Aguilar, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Coahuila
Francisco Aguilar, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Coahuila (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Francisco Aguilar, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Coahuila, señaló que la constructora que realiza el proyecto de entubación de agua de las acequias de Parras de la Fuente no ha presentado el proyecto ante esta instancia, ni ha solicitado el dictamen correspondiente para que se pueda autorizar la obra, ya que al tratarse de construcciones de 400 años es competencia de este instituto analizar la viabilidad de la obra.

Detalló que los ductos acuíferos o acequias fueron hechas entre el siglo XVIII y XIX, por ello se consideran monumentos históricos, pues la ley establece que todos los inmuebles construidos entre los siglos XIX y XVI se consideran monumentos históricos.

"Desde el 18 de febrero de 1998, Parras de la Fuente fue declarada zona de monumentos históricos, es la única zona de monumentos históricos que tiene Coahuila, además dentro de la denominación de Pueblo Mágico se considera la cuestión de imagen urbana, donde están incluidos los mantos acuíferos como lo son las acequias", comentó.

Añadió que el mismo decreto hecho por el Presidente Ernesto Zedillo se refiere a la acequias y a que deben tener libre el cauce de las aguas dentro de la ciudad.

Aseguró que el INAH no permitirá que se sequen los ductos acuíferos de Parras de la Fuente.

Recordó que desde que se enteró del proyecto ha visitado en dos  ocasiones Parras, con el objetivo de conocer el proyecto completo y entablar dialogo con las personas responsables del proyecto.

En esas reuniones se le informó que se pretende entubar algunas partes de las acequias naturales, pues de acuerdo a los interesados se pierden 60 litros de agua por segundo.

Sin embargo, destacó que la compañía que está realizando la obra tiene que acercarse "primero con las autoridad que darán el manifiesto de impacto ambiental que es la Semarnat y luego ya pasar con nosotros para la licencia de obra", entregando la documentación del proyecto como planos y otros estudios que se les solicita.

Añadió que si se tienen que realizar excavaciones se tendrá que contratar un arqueólogo que vigile que no que haya un vestigio ya sea arqueológico o paleontológico y pueda dañarse con la obra.

"No puedo dar un visto bueno hasta que no tengo el proyecto en papel, tengo que tener planos, poner tiempos, ver todo lo que se va realizar y cuanta gente va a trabajar; y en base a eso ya poder decidir qué es lo que se tendría que utilizar; en 12 días hábiles tendríamos la resolución", refirió.

Aseguró que el INAH no permitirá que se sequen los ductos acuíferos de Parras de la Fuente, en primer lugar por determinación de ley, al tener la declaratoria de monumentos históricos y en segundo lugar porque fue uno de los motivos por los que se le otorgó la denominación como Pueblo Mágico.