INAH entregará dictamen de carretera Guanajuato-SMA

Será la próxima semana cuando el INAH entregue el dictamen de la construcción de la carretera Guanajuato-San Miguel de Allende a la Secretaría de Obra Pública para iniciar las obras.
Adrián Camacho.
Adrián Camacho. (Carlos Olvera)

Guanajuato, Gto.


A pesar de que el nuevo trazo de la autopista Guanajuato- San Miguel de Allende, fue aprobado desde finales de febrero, aun no entregan el dictamen a la Secretaría de Obra Pública del gobierno estatal, informó el diputado Adrián Camacho Trejo Luna.

El también presidente de la Comisión de Turismo del Congreso estatal aseguró que el propio Arturo Durán Miranda, titular de la dependencia estatal, le comunicó que aún no recibe el dictamen para seguir con el proceso de licitación de la carretera que unirá a las dos ciudades patrimonio del mundo que tiene Guanajuato, pero podrían recibirlo en unos días.

"Ellos están esperando el dictamen para que el propio secretario y el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes vayan ante un juez y se levante el amparo que interpuso un grupo de defensores de comunidades indígenas que resultaban afectados con el anterior trazo", añadió.

El diputado señaló que las versiones que les han dado del propio Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a la Secretaría de Obra Pública "es que la semana entrante estará el dictamen".

Ese es el documento que le sirve a la dependencia estatal y a la secretaría de Comunicaciones y Transportes para continuar con el proceso, apuntó.

Esta ruta unirá la carretera 45 con la 51 que va de Dolores Hidalgo a San Miguel de Allende, son tres tramos, el primero de la carretera 45 en Silao por la comunidad de Menores hasta la comunidad de la Trinidad en el municipio de la capital; el segundo tramo es de la trinidad al Xoconostle y el tercer tramo es del Xoconostle, a la carretera 51", detalló el legislador.

Recordó que las comunidades indígenas de Cruz del Palmar en San Miguel de Allende fueron los que promovieron el amparo ante la justicia federal, para detener la convocatoria expedida.